perros de ataque definición función peligros

Perros de ataque. Definición, funciones y peligros

El adiestramiento de los perros ha sido algo muy frecuente en el desarrollo humano. Desde los perros educados para modelar o hacer trucos, hasta los perros adiestrados para atacar y protegernos. Los perros de ataque son entrenados para atacar, un tema un tanto polémico y del que se suele tener una mala idea. Si quieres conocer todo sobre los perros de ataque y su función, en este artículo conocerás todo al detalle.

¿Qué son los perros de ataque?

Los perros de ataque son entrenados para atacar a personas que intenten atentar contra nuestra integridad u objetivos que marque el adiestrador. Este tipo de perros viene siendo entrenado desde hace cientos de años, dedicados para atacar ejércitos, primeras filas de tropas y más. En general, son perros destinados para atacar y dejar de hacerlo en cuanto se les da una orden especifica.

Adiestrar un perro de ataque no es tarea sencilla y no puede ser adiestrado por cualquier persona tampoco. Los profesionales del adiestramiento deben hacerse cargo y es un procedimiento que puede llevar años en hacerse por completo. Por lo que no se recomienda que cualquier persona posea perros de este estilo. Su uso y peligros irán siendo detallados más adelante.

También te puede interesar: ¿Cómo ser el mejor entrenador de perros?

Funciones de un perro de ataque

Adiestrar un perro de ataque puede tener diversas funciones, dependiendo de la persona o entidad que lo entrene. Los perros de ataque pueden usarse en los siguientes casos:

  • Entidades policiales: Para derribar delincuentes o atacarlos de forma agresiva para lograr reducirlos y así arrestarlos.
  • Defensa de un inmueble o persona: Ante cualquier amenaza que pueda presentar un ladrón o un asesino, un perro de ataque puede atacarlo para que su dueño tenga tiempo de accionar. Usualmente son una gran defensa para este tipo de malhechores, que se ven intimidados ante la presencia del can.
  • Tropas militares: Similar al caso de las entidades policiales, los perros de ataque militar atacan objetivos dentro de este ámbito.

También existen perros de ataque entrenados específicamente para participar en concursos, aunque en estos casos suelen estar mucho más entrenados y controlados.

También te puede interesar: ¿Cómo jugar con un cachorro?

Peligros de tener un perro de ataque

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad dirían por ahí… Tener un perro de ataque es un tema delicado y no puede hacerlo cualquier persona, es como tener cualquier otra arma. Un perro de ataque mal entrenado puede llegar a atacar de forma desprevenida y sin que se le dé una orden, atacando insistentemente, parando únicamente cuando se le forcejee para que pare.

Además, si sufre grandes cantidades de estrés, el perro puede llegar a atacar a su propio dueño. En otras ocasiones, son los dueños quienes fallan y dan una orden equivocada al perro, que actúa según su entrenamiento. Es un tema bastante delicado y por ello no se recomienda tener un perro de ataque a no ser que seas un profesional.

Diferencias entre perro de ataque  y perro de guardia

Estos dos tipos de perro se suelen confundir bastante, aunque conociendo sus diferencias es fácil identificar a cada uno de ellos. La principal diferencia es que el perro de guardia no buscará atacar al objetivo, únicamente alertar a su dueño que hay un invasor, agresor o posible peligro. Además, los perros de guardia pueden ser pequeños, como pinchers o schnauzer, al no tener que confrontar al objetivo, su tamaño no es un factor determinante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.