qué es la dieta BARF ingredientes beneficios

Todo lo que debes saber sobre la dieta BARF para perros

La alimentación es una de las claves más importantes para cuidar la salud y bienestar de nuestro perro. Aquí te contaremos todo lo que debes de saber sobre una de las dietas que mayor popularidad está cobrando, la dieta BARF.

¿Qué es la dieta BARF?

Acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food, la dieta BARF es una dieta creada por Ian Billinghurst, un veterinario australiano el cual utilizó como bases los orígenes salvajes y naturales de los perros para desarrollar esta alimentación. Y es que la dieta BARF se centra principalmente en el concepto de que los animales aún cuentan con el instinto alimenticio de sus ancestros.

Es por eso que la dieta BARF propone una alimentación 100% natural, con una base proteica principalmente y nutrientes complementarios. Además, esta dieta destaca por usar únicamente ingredientes crudos pues el objetivo es que la alimentación sea lo más natural posible.

También te puede interesar: Puromenu, la dieta BARF en casa

Ingredientes de la dieta BARF

Ahora que ya conoces cuál es la proporción de la dieta BARF donde 85% de los alimentos aportan proteína y 15% aportan otros nutrientes, es momento de hablar de los ingredientes más utilizados en esta dieta.

  1. Carne magra: El segundo principal ingrediente en la dieta BARF es la carne la cual debe ser magra en su mayoría. Los tipos de carne más utilizados son la carne de res o ternera, cordero, pollo, pavo y conejo.
  2. Huesos carnosos: Sin duda este es el principal ingrediente en la dieta BARF para perros. Unos huesos crudos y carnosos serán el componente con mayor aporte nutricional. Este alimento no es peligroso para los perros como uno se puede imaginar. Sin embargo cocidos es cuando pueden ser peligrosos. Estos huesos carnosos pueden ser triturados sin ningún problemas por un perro con una dentadura sana. Puede ser, a igual que la carne magra, de pollo, cordero, pavo, res, ternero o conejo.
  3. Frutas y verduras: Las frutas y verduras son fundamentales debido al aporte nutricional que tienen para tu perro. Entre las verduras más utilizadas están las espinacas, nabos, calabazas y zanahorias. En cuanto a las frutas que podemos añadir destaca el uso de manzanas, peras, frutos del bosque, fresas, bayas y más, sin corazón ni semillas.
  4. Vísceras y otros alimentos de origen animal: También podemos hacer uso de vísceras como hígado y corazón, así como de huevo y pescado, ya sea crudo o en aceite, para aportar ácidos grasos y nutrientes a nuestro perro. Se recomienda que estos ingredientes tengan una proporción menor y no tan frecuente en la dieta. También se suelen incluir huevos o cortes de carne con un poco más de grasa.
  5. Suplementos y otros ingredientes: Por último, hay algunos veterinarios que incluyen ingredientes como suplementos alimenticios de origen natural, algas, aceites, yogurt, alfalfa y más. Algunos tubérculos también se utilizan en forma de puré para dar más sabor.

Repartición correcta en porcentaje de los ingredientes de la dieta BARF

La porción correcta para cumplir con los criterios de la dieta BARF son:

50% huesos carnosos

30% carne magra

10% visceras y otro alimento de origen animal

10% frutas y verduras

Pueden ver aquí algunas de estas recetas para perros

¿Los alimentos en la dieta BARF siempre se utilizan crudos?

Sí, la respuesta es que los alimentos en la dieta BARF siempre deben ir crudos. Esto debido a que muchos alimentos, al ser cocinados, pierden propiedades y nutrientes. Además, el objetivo es que esta dieta sea lo más natural posible.

No te preocupes por riesgos de infección debido a que, al ser el tracto digestivo de los perros más corto, se reduce el riesgo de que los alimentos se fermenten y descompongan. Además, las enzimas, saliva y jugos gástricos de los perros tienen propiedades antibacterianas lo que ayuda a que la dieta BARF sea segura.

Beneficios de la dieta BARF

De acuerdo con los creadores de la dieta BARF, estos son los principales beneficios que ofrece:

  • El sabor resulta mucho más atractivo para los perros, además de que la textura les encanta.
  • La dieta se centra en los orígenes de los perros siendo lo más natural posible.
  • Está libre de cereales e ingredientes sintéticos y químicos nocivos para la salud de tu mascota.
  • Aporta una gran cantidad de nutrientes como proteínas, vitaminas y minerales de mejor calidad lo que ayudará a cuidar su salud.
  • Tu perro se verá más radiante, con más energía y un pelo brillante.
  • Aporta muchísima agua lo que hace que se mantenga hidratado fácilmente.
  • Ayuda a limpiar sus dientes, refuerza su sistema inmunitario y contribuye a reducir los riesgos de obesidad mejorando también la salud digestiva.

Contras de la dieta BARF

Entre los riegos que conlleva la dieta BARF está en que, si no la elaboras con las proporciones correctas puedes provocar deficiencias nutricionales. También está el riesgo de lesiones o perforaciones intestinales si añades huesos, ya que estos pueden astillarse. Además, también está el riesgo de infecciones bacterianas o con parásitos por utilizar alimentos crudos, sobre todo de origen animal.

Dieta BARF versus piensos comerciales

Aunque podríamos pensar que la dieta BARF es mejor, esto no es del todo así. Muchos veterinarios consideran que la dieta BARF es muy peligrosa al usar alimentos crudos. Además de que existen piensos de calidad premium que carecen de cereales y cuentan con una mayor concentración de proteína.

Es por eso que podemos decir que las opiniones están divididas entre si la dieta BARF o los piensos premium son mejores. La respuesta más certera te la dará tu veterinario, ya que este te aconsejará de acuerdo a las necesidades y salud de tu mejor amigo.

Consejos para preparar dieta BARF para tu perro

  • Lo primero que debes hacer es visitar a tu veterinario para verificar que realmente tu perro pueda seguir esta dieta.
  • Crear una tabla con las proporciones y cantidades correctas es fundamental para evitar deficiencias nutricionales.
  • Siempre es recomendable utilizar ingredientes naturales, de preferencia orgánicos, frescos y de la máxima calidad.
  • Congela la carne de 3 a 5 días para eliminar patógenos.
  • Algunas personas hierven las verduras y cocina ligeramente carne y alimentos como huevos para eliminar cualquier bacteria.
  • Cuida los huesos, sobre todo si tu perro no está acostumbrado a comerlos.

Fuente de referencia:

Recetasbarf.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *