Los perros pueden comer naranja

Sin duda la naranja es una de las frutas con más beneficios para nosotros, es por eso que muchas veces pensamos que todo lo que es bueno para nosotros también lo puede ser para nuestros perros. Sin embargo, es importante saber cuáles son las ventajas y desventajas de estas propiedades para nuestro compañero de vida.

Los veterinarios aseguran que existen muchas frutas que les aportan algo extra a la dieta de nuestro perro, como fibra y antioxidantes.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer fresa?

Beneficios de la naranja para el perro

Las naranjas son de gran importancia porque aportan vitamina C, una vitamina que muchas veces hace falta en el cuerpo de nuestro perro.  La vitamina C ayuda a la formación del colágeno, el cual ayuda a la formación de los huesos y el crecimiento de uñas. Por lo que esta vitamina es importante para los perros que padecen alguna enfermedad de movilidad como artritis.

Además de ser fresca, es rica en minerales como potasio, magnesio y calcio. Así como también aporta vitamina B1, B2 y E.

¿Cómo dar naranja a un perro?

Dar naranja a tu perro es como darle un premio, debes tener en cuenta que no se puede consumir en exceso porque puede tener repercusiones para su salud. Antes de que se la ofrezcas no olvides lavarla y pelarla, y  posteriormente cortarla en gajos y quitarles las semillas. Si puedes probarla antes que el estaría perfecto, para conocer el sabor, ya sea dulce o agrio.

En algunas ocasiones tu perro se puede ver forzado a comer naranja porque se la estás ofreciendo, pero si a el no le agrada no le insistas, tal vez no le guste.

Un tip que puedes hacer para que a tu perro le interese comer naranja puede ser colocarla en su plato con su alimento diario, así el probaría un nuevo sabor que probablemente le guste.

Luego, aunque no debería ser necesario decirlo, la cáscara de naranja a igual que para el humano no es comestible tampoco para el perro.

Precauciones que debemos tomar en cuenta

Es importante destacar que únicamente es un alimento extra a su dieta, y no un alimento que puede comer todos los días.

Lo más conveniente es que le ofrezcas trozos pequeños de naranja si tu perro es chiquito, o un gajo si es grande, de manera que no se pueda ahogar.

Los gajos deben estar libres de semillas, ya que pueden ser peligrosas para su aparato digestivo.

¿Los perros pueden tomar zumo de naranja?

Sí, es posible. Sin embargo, no es tan recomendable ya que el jugo de naranja contiene más azúcares, lo que puede favorecer el sobrepeso en nuestro perro. Esto pasa con todas las frutas, por lo que si estás pensando ofrecerle a tu compañero fruta lo más conveniente es que lo hagas directamente en pequeños trozos y no triturado.

Aunque es una fruta cítrica existen perros que si les gusta comerla, y otros que por lo mismo no les llama la atención. Por eso te recomendamos ofrecerle desde que está más pequeño para que se vaya acostumbrando al sabor, y la textura. No olvides que solo se la puedes dar máximo tres veces por semana.