Los perros pueden comer huevo

Cada día amamos mucho más a nuestras mascotas, tanto es así, que para algunas personas ellas representan a sus mejores amigos, o las ven como un miembro más de su familia. Por esta razón, existe la tendencia a tratarlas como si fuesen personas y las alimentan utilizando los mismo productos que consumen en su dieta diaria.

En este sentido, podemos observar una tendencia clara de suministrarle cualquier clase de producto a nuestros perros sin verificar primero si resultan adecuados o no para su organismo. Un ejemplo clásico de esto es el huevo, por eso a continuación te hablaremos un poco sobre este versátil y nutritivo alimento y la conveniencia de incluirlo como parte de la alimentación para perros.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer queso?

Los huevos y su valor nutricional

Por lo general cuando hablamos de huevos hacemos alusión a la postura de la gallina, sin embargo, también se comercializan y consumen huevos de otras aves como el avestruz, el pato, la codorniz, el pavo, la oca, entre otros. Todos ellos tienen un valor nutricional muy similar y resultan seguros para su consumo con moderación.

Los huevos han sido diseñados por la naturaleza para darle cobijo, protección y alimentación al embrión que se desarrolla dentro de la cascara exterior. En este aspecto es oportuno diferenciar entre la yema del huevo y la clara o albumen del mismo.

La primera es básicamente un ovulo fecundado de color naranja que se encuentra en la parte central y representa un 30% aproximadamente de todo el contenido del huevo. Esta yema contiene una gran cantidad de nutrientes entre los que se destacan los lípidos, las proteínas, los carotenoides, vitaminas A, D, E y del complejo B, además de una gran variedad de minerales como el fósforo, hierro, potasio, selenio, yodo, zinc, calcio y magnesio.

Por otro lado, la clara o albumen representa un 70% del contenido interior del huevo y básicamente está formado por proteínas de un alto valor nutricional, además de una pequeña cantidad de carbohidratos, vitaminas del complejo B y algunos minerales como el sodio, potasio y el yodo.

¿Pueden los perros comer huevos?

La respuesta a esta pregunta es si los perros pueden comer huevos, ya que son de origen animal y representan una importante fuente de proteínas. En este sentido, su alto valor nutricional resulta valioso para la alimentación adecuada del perro, puesto que además de proteínas, contiene aminoácidos esenciales que el animal no puede sintetizar por sí mismo y debe adquirirlos dentro de su dieta diaria.

Por otro lado, los huevos también poseen grasas que son saludables para los perros ya que estas se encuentran en forma de ácidos grasos insaturados como el linoleico y el alfa linoleico. Además de esto, su elevado contenido de minerales como el fósforo, selenio, hierro, zinc y magnesio le aportan un valor extra que ayuda al fortalecimiento del sistema nervioso del animal.

¿Cómo darle huevos al perro?

En la actualidad existe una controversia en la manera en que un perro debe consumir los huevos. Hay un grupo de experto que asegura que la mejor forma de consumirlo es crudo, mientas que otros aseguran que se debe cocinar primero antes de comerlos.

Lo cierto es que en ambos caso, el sistema digestivo del perro es capaz de digerirlo, sin embargo, se debe considerar un factor muy importante, y es que cuando el huevo esta crudo, el mismo pudiese contener alguna bacteria como la “Salmonella” que es la causante de múltiples enfermedades.

Por esta razón, y para prevenir una posible contaminación con esta bacteria, lo mejor es cocinar el huevo antes de dárselo a nuestro perro, además al cocinarlo se hace mucho más digestible para el animal, y con esto, nos aseguramos de brindarle un alimento óptimo y saludable para su normal crecimiento y desarrollo.