Los perros pueden comer castañas

Los perros tienden a comer casi cualquier cosa que le ofrezcamos, pero acaso ¿eso está bien? Es muy común observar como las mascota se sientan al lado de las personas mientras comen, y estas, caen en la tentación de ofrecerles un poco, ya que consideran que no les hará ningún tipo de daño.

Debido a esta conducta, es muy importante que aprendamos a identificar correctamente cuales son los alimentos que no deberían consumir los perros, o en todo caso, hacerlo con moderación. Por ello, a continuación te hablaremos un poco sobre las castañas y si las mismas resultan adecuadas en la dieta del perro.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer berenjena?

¿Qué son las Castañas?

Las castañas son el fruto de una planta perteneciente a la familia de las “Fagáceas”, llamado árbol del “Castaño”. Es oriundo del hemisferio norte, en donde el clima es más templado, su fruto se encuentra dentro de una capsula con espina de la cual salen, por lo general, de 3 a 4 castañas.

Las castañas son consideradas como un fruto seco, y las mismas contienen un importante valor nutricional por su elevada cantidad de hidratos de carbono, fibra, zinc, magnesio, fósforo, calcio, hierro, cobre, entre otros. Además de esto, tienen importantes cantidades de vitaminas del grupo B y ácido fólico.

¿Los Perros Pueden Comer Castañas?

La respuesta a esta pregunta es, si pueden, pero deben hacerlo de forma moderada, ya que en grandes cantidades pudiesen ocasionarles algunos problemas digestivos, como diarrea, vómitos y gases. Además de esto, antes de darles castaña a un perro primero debemos retirarles la cascara y evitar dárselas demasiado verdes.

Por otra parte, si tu perro nunca ha comido este tipo de fruto, es aconsejable darle al comienzo una pequeña porción, para observar cuál es su reacción y verificar que no se alérgico al mismo, de esta forma le podrás ofrecer un poco más, a manera de recompensa, como premio o golosina.

¿Cuáles son los Beneficios de las Castañas en los Perros?

El consumo de castañas tiene una serie de importantes beneficios para la salud debido a su formidable composición nutricional, pero como ya hemos dicho, en los perros su consumo debe ser limitado. En primer lugar, gracias a su alto nivel de calcio, se convierte en una fuente indiscutible para el cuidado de los huesos y la dentadura del animal.

Por otro lado, las castañas aportan un conjunto de vitaminas y minerales como el magnesio, zinc, ácido fólico, hierro y vitaminas del grupo B, que estimulan el fortalecimiento del sistema nerviosos, evitándose con ello la aparición y prevención de problemas neurológicos.

Además de lo anterior, estos frutos secos poseen una cantidad elevada de ácidos grasos saludables como el omega 3 y el omega 6, que resultan ideales para mantener la salud del sistema circulatorio y cardiovascular.

Al mismo tiempo, por su elevada cantidad de fibra insoluble, las castañas ayudan a regularizar el tránsito intestinal del perro, y a mantener estable su flora microbiana, de esta manera se logra prevenir las enfermedades asociadas a su aparato digestivo, como la inflamación intestinal y el estreñimiento.