Los perros pueden comer pistachos

Por lo general muchas personas tienen la costumbre de darles a sus perros el mismo tipo de comida que ellas consumen, sin saber, o sin detenerse a pensar por un momento, si esta acción podría tener consecuencias negativas en la salud de la mascota.

En este sentido, es muy común compartir porciones de nuestros snack, como por ejemplo los pistachos, ya que pareciera que este tipo de comida les encante, sin embargo, esto no es necesariamente lo mejor para su salud. Por esta razón, a continuación te hablaremos sobre este particular fruto seco y la conveniencia, o no, de suminístraselo a los perros.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer nueces?

¿Qué son los pistachos?

Los pistachos son frutos secos que nacen del árbol “Pistachero” o también denominado “Alfóncigo”.  Esta planta pertenece al género “Pistacia” y es originaria de Asia occidental y Europa meridional, en regiones con baja humedad y elevada temperatura ambiental.

El fruto del árbol pistachero está recubierto por una cascara dura que, durante su maduración, se abre parcialmente y deja ver en su interior un pequeño fruto de color verde y alargado con un tamaño parecido al de la avellana. Por lo general, se come tostado o frito y con un toque de sal, sin embargo se recomienda su consumo en crudo, ya que resulta ser la opción más saludable.

¿El pistacho es bueno para los perros?

En general, los perros si pueden comer pistachos, pero como todos los frutos secos, deben hacerlo de forma muy moderada, ya que en grandes cantidades pueden ocasionarles trastornos digestivos, como inflamación y dolor abdominal, además de diarrea, vómitos, gases, y en algunas ocasiones, problemas en su hígado.

En este sentido, los pistachos no son tóxicos para los perros, siempre y cuando se les suministren en pequeñas cantidades, por lo que pueden comerlos de manera ocasional a manera de premio o recompensa, y por supuesto, siempre debes quitarle primero la cascara, ya que pudiesen ahogarse con la misma y ocasionarles obstrucciones en su tracto digestivo.

Por otro lado, este fruto seco contiene una elevada cantidad de grasa y esto hace que sea poco digestivo para el metabolismo del perro. Finalmente cuando le ofrezca a tu perro este producto hazlo de la forma más natural posible, es decir no se lo des frito, salado, dulce o con algún otro aditivo.

¿Propiedades del pistacho?

En los seres humanos el pistacho representa una importante fuente de energía gracias a su elevado índice de calorías que contiene en forma de proteína de origen vegetal, así como, de grasas y aceites insaturados como el omega 3, 6 y el ácido linoleico.

Además de esto, los pistachos contienen minerales, vitaminas y antioxidantes como el potasio, hierro, zinc, calcio y fósforo, vitamina E y vitamina B. Todo esto hace de su consumo una forma ideal para proteger al cuerpo de los efectos de los dañinos radicales libres.

Ante cualquier duda, te invitamos consultar con tu veterinario de confianza para una buena alimentación para perros.