cómo acariciar a un perro

¿Cómo acariciar a un perro?

Indice

Tener un perro es toda una aventura, además de traer múltiples beneficios para la salud física y psicológica. Existen muchas maneras de demostrarle a nuestro perro que lo queremos y una de ellas es acariciándolo. Una actividad tan sencilla como esta puede desencadenar una serie de beneficios que seguramente querrás disfrutar tras conocerlos. Si no quieres quedarte con la duda, te invitamos a conocer cómo acariciar a tu perro y qué beneficios trae para ambos.

Formas de acariciar a un perro

Aunque parezca una actividad sencilla, existen varias maneras de hacerla y dependiendo de cómo lo hagas, estarás transmitiendo un mensaje u otro. En este caso puntual, nos encontramos con dos formas de acariciar a tu perro, bastante populares.

La primera es la forma rápida, con movimientos bruscos de un punto a otro. Este tipo de caricias activará a tu can, haciéndolo entrar en un estado de alerta, perfecto por si quieres seguir jugando con él tras una sesión de juegos o quieres comenzar una. No es recomendable para perros cansados, ya que puede llegar a estresarles esta sobre estimulación.

La segunda forma de hacerlo es la más común, mediante caricias suaves en partes específicas de su cuerpo. Este tipo de caricias es de las más queridas por el can, ya que lo relajarán y le permitirán sentir tu cariño. La caricia debe realizarse con movimientos suaves por partes como la panza, lomo o en su cabeza, con suficiente constancia como para llegar a relajarlo.

Acariciar a tu perro no funciona únicamente para relajarlo, puesto que también cuenta con varios beneficios. Dichos beneficios seguramente te incentiven a seguir acariciando a tu mascota con más frecuencia, vamos a conocerlos.

También te puede interesar: Importancia de tener a un perro feliz para estar equilibrado

Beneficios de acariciar a tu perro

Ahora que sabes que acariciar a tu perro puede mejorar tu salud y la de tu compañero, seguramente quieras acariciarlo en todo momento. Felicidades, ya que estarás disfrutando de los siguientes beneficios:

  • Es un excelente calmante: El estrés de nuestro día a día puede verse disminuido si acariciamos suavemente a nuestro perro durante un rato. Es una actividad relajante para él y para nosotros, pues liberaremos endorfinas y reduciremos la producción de cortisol.
  • Baja la tensión arterial: Acariciar a tu perro de vez en cuando ayudará con la relajación, la que provocará una baja en la presión arterial, perfecta si eres una persona hipertensa o con problemas del corazón.
  • Ayuda en momentos difíciles: Los perros son excelentes compañeros para terapias y situaciones en las que nos encontramos en un delicado estado anímico. Acariciar a un perro puede mejorar nuestro estado de ánimo y además, funcionar como un remedio para drenar nuestra ansiedad.
  • Aumenta nuestras defensas: Acariciar a tu perro hará que te expongas a los diferentes virus y bacterias que contenga en su cuerpo. Esto facilitará la creación de anticuerpo y al largo plazo, seremos más resistentes a ellos, un excelente beneficio en épocas donde todos buscan alejarse lo más que puedan de los gérmenes.
¡Aprende más!  El data science en el seguimiento de la salud de las mascotas 

A todos estos beneficios se le suma la mejora en la relación con tu perro, ya que al ser una actividad frecuente y de valor, ambos disfrutarán este rato diferente. Demuéstrale amor a tu perro y disfruta de un par de beneficios por hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.