Los gatitos pueden tomar leche

En el imaginario colectivo es muy habitual conseguirnos con la creencia de que los gatos son amantes de la leche, y de hecho, observamos como desde la televisión y el cine nos inculcan la idea de que nuestros amigos felinos adoran este bebida, sin embargo, la realidad nos muestra algo totalmente distinto, por esta razón, en este artículo te responderemos esta interesante inquietud.

También te puede interesar: Pienso gatos Royal Canin

Los gatitos bebé y la leche

Cuando los gatos nacen depende completamente de la atención y cuidado de su madre. En esa etapa de su vida, las pequeñas crías solo se alimentaran exclusivamente de la leche materna, ya que su sistema digestivo no está lo suficientemente desarrollado para asimilar adecuadamente cualquier otro producto.

Al observar este comportamiento natural, algunas personas creen que los gatitos pueden tomar leche de vaca, cabra, búfala o de cualquier otro animal, sin embargo, esto no es así, ya que estos productos no tienen todos los componentes necesarios para el normal desarrollo y crecimiento durante la lactancia del gato.

Ahora bien, si por alguna razón el gatito queda huérfano y no podemos darle leche materna, pudiésemos caer en la tentación de ofrecerles leche de vaca, pero como su composición es distinta, no le estaríamos dando todos los nutrientes, los lípidos y las proteínas que sus cuerpos necesitan.

Por esta razón, en la actualidad se encuentran disponibles en el mercado unos preparados alimenticios que cumplen todos los requerimientos nutricionales para sustituir de manera efectiva la leche materna, asegurándonos con esto, que los pequeños gatitos reciban una dieta sana y equilibrada de acuerdo a sus requerimientos energéticos y nutricionales.

¿Cómo los gatos digieren la leche?

Al igual que en las personas, el sistema digestivo de los gatos cambia a lo largo de las diferentes etapas de su vida, adaptándose constantemente a las necesidades metabólicas del organismo. Es importante destacar, que si bien es cierto, durante sus primeras semanas de vida los gatos necesitan leche materna para desarrollarse de manera adecuada, esto no necesariamente es así cuando el animal alcanza la etapa de la adultez.

En este sentido, para entender como el organismo de un gato digiere la leche, primero debemos saber que durante las primeras semanas de vida su sistema digestivo produce una enzima llamada “lactasa”, que es la encargada de descomponer la lactosa presente en la leche para que pueda ser asimilada por el cuerpo, obteniendo así todos sus nutrientes.

Por otro lado, cuando el gatito es destetado, esta enzima disminuye drásticamente e inclusive en algunos casos tiende a desaparecer, trayendo como consecuencia que la leche no pueda ser digerida de manera adecuada, causándole al gato indigestión o algún otro problema gástrico debido a la intolerancia a la lactosa.

Entonces ¿Puede un gato tomar leche?

Como ya mencionamos, cuando un gato crece disminuye las enzimas capaces de digerir la leche, por esta razón no es aconsejable darles de tomar esta clase de bebida, sin embargo, si aun así queremos ofrecerle un poco, lo primero que debemos hacer es observar su comportamiento cuando ingiere una pequeña cantidad.

Si al hacerlo, observamos algún síntoma de intolerancia a la lactosa como por ejemplo, gases, diarrea, vomito, hinchazón o malestar estomacal, debemos evitar por completo dárselo nuevamente. Si por el contrario, no detectamos nada anormal, podemos entonces dársela esporádicamente, pero siempre en pequeñas cantidades y preferiblemente leche descremada, o mejor aún, deslactosada.

Ante cualquier duda sobre la alimentación para gatitos, te recomendamos visitar a un veterinario de referencia para seguir los consejos necesarios para una dieta para gatitos sana y equilibrada.