Saltar al contenido
el aceite de oliva para los perros

El aceite de oliva es uno de los alimentos más antiguos consumidos por el hombre, remontándose su uso entre 4000 y 3000 años a.C. Ya en aquel tiempo sus consumidores consideraban de origen divino sus efectos pues se pensaba que el árbol de olivo compartía sus propiedades longevas a través de su fruto.

Pero, ¿acaso tiene el mismo efecto milagroso en los perros?. Si tienes una mascota en casa y quieres consentirlo con un alimento medicinal y natural, entonces sigue leyendo para enterarte de los beneficios del aceite de oliva para los perros.

¿Los perros pueden tomar aceite de oliva?

Primeramente, «SI«. Los perros si pueden comer aceite de oliva. Claro está que su ingesta varía según su raza y tamaño, puesto que en grandes cantidades el efecto del aceite se vuelve laxante. Esto por su parte también es útil si tu mascota se encuentra constipada. Puedes por norma general decir que es bueno el aceite de oliva para los perros.

Pero si tu perro no ha tenido problemas para evacuar, es prudente preguntar previamente a un veterinario de confianza por la integración del aceite a las comidas del canino.

¿Cómo dar aceite de oliva a los perros?

Al empezar a alimentar a tu perro con esta dieta es posible que este no lo acepte si se lo das de forma directa.  

Lo primero que debes tomar en cuenta es que la cantidad de aceite que le debes dar a tu perro varía según su peso. La relación peso-dosis para el canino se establece de esta forma:

Perros de hasta 10 kg (puli, terrier australiano, chihuahua, Cavalier King Charles Spaniel) la mitad de una pequeña cucharada al día.

Los perros de 11 kg-30 kg (Staffordshier Bull Terrier, Husky siberiano, Schnauzer, Breton español, entre otros) una cucharada pequeña al día.

Perros mayores de 30 kg (Mastín, rottweiler, bóxer) una pequeña cucharada y media por día.

Una vez que conozcas el peso de tu mascota ya estarás consciente de la cantidad que debes darle. Ahora debes saber cómo integrar el aceite en las comidas del canino.

Para esto es necesario usar el aceite como aderezo en las comidas comunes del perro, sobre todo aquellas muy duras y crocantes como las croquetas. Esto facilitará que él las pueda masticar. Otra forma es añadiendo al arroz o a las comidas húmedas.

Lo importante es no excederse con la dosis, pues esto, como ya mencionamos más arriba, incentiva la evacuación y puede provocar diarrea en la mascota.

Beneficios del aceite de oliva en los perros

De manera ingerida, el aceite de oliva beneficia la salud de tu mascota al aumentar su colesterol bueno. Esto ayuda a la digestión de las grasas saturadas. La riqueza en ácidos Omega 3 mejora el pelaje y la piel además de servir como antioxidante que mejora la circulación de la sangre y su contenido de vitamina E mejora su sistema inmune.

Por último, y como toda dieta, no olvides acompañar este medicamento natural para  tu mascota con ejercicio y una buena alimentación para garantizar su longevidad y consentir a tu fiel compañero como tanto lo merece.