beneficios para la salud de las mascotas

Mascotas: ¿Cuáles son sus beneficios para la salud?

Las mascotas hacen compañía y nos dan un cariño incondicional; no obstante, muchas personas ignoran que también nos ayudan a prevenir enfermedades y a llevar una vida más saludable.

Las numerosas charlas y fotos de perros y gatos en Facebook son la prueba de que los animales despiertan sentimientos positivos en la mayoría de las personas. Pero hace ya bastante tiempo que las investigaciones científicos han venido a demostrar que, además de ser maestros en el arte de la empatía, las mascotas nos pueden ayudar a mantenernos más saludables y tienen un papel importante en la prevención de enfermedades. Los beneficios señalados son muchos. En esta ocasión presentamos los cinco principales. Echa un vistazo:

Prevención de las alergías

Durante años se defendió la teoría de que tener animales en casa contribuía a aumentar el riesgo de que los niños desarrollaran alergias. Pero, según un estudio publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology, convivir con animales «peludos» – principalmente perros – ayuda a reducir el riesgo de que los niños sufran de alergias y asma. La proximidad contribuye a activar y fortalecer el sistema inmunitario gracias a la exposición regular a alérgenos y grasas procedentes de los animales.

Un corazón más sano

Una investigación reciente refuerza la teoría de los estudios anteriores que sugerían una relación entre tener un animal doméstico y la reducción del riesgo de desarrollo de enfermedad cardíaca. Resultados de un estudio llevado a cabo a lo largo de tres años por el instituto Baker Medical Research, (Melbourne, Australia), en el que participaron 5741 participantes, demostró que los dueños de mascotas tenían valores de presión arterial, de triglicéridos y de colesterol más bajos cuando se comparan con los «no propietarios». Al analizar los resultados, los investigadores trataron de determinar si existía algún otro factor que podría influir en los resultados. Aunque estos datos no pudieron encontrarse.

Otros estudios encontraron que la recuperación de pacientes que habían tenido un infarto agudo de miocardio fue más rápida si tuvieran un animal doméstico. El fomento de la actividad física y el compañerismo parecían contribuir a una mejor recuperación.

También te puede interesar: Consejos para tener una mascota feliz

Gestión del estrés y de la ansiedad

Interactuar con una mascota origina una mayor producción de dopamina y serotonina, neurotransmisores que provocan la sensación de placer y que son titulares de propiedades calmantes. También los estudios que involucraron a personas con enfermedad de Alzheimer constataron que los pacientes que tenían un animal doméstico eran menos propensos a presentar crisis de ansiedad.

Los animales ayudan en el mantenimiento de un peso adecuado (excelentes contra sobrepeso y obesidad)

Es verdad. El esfuerzo que se necesita para ir a pasear al perro por la mañana o por la noche, cuando estás cansado, vale la pena. Llevar el perro a la calle, todos los días, ayuda a eliminar calorías y a mantener la buena forma física. Una investigación de la autoría de la entidad estadounidense National Institutes of Health (NIH), demostró que quien tenía una mascota es más activo físicamente y tiene una probabilidad menor de ser obeso o presentar sobrepeso. Otro estudio, publicado en la revista American Journal of Public Health, concluyó que los niños que tenían perros en casa dedicaban más tiempo a realizar actividad física de moderada a vigorosa que los niños que no tenían perros.

Prevención de la depresión

Los estudios demuestran que los ancianos que tienen un animal de compañía son menos propensos al aislamiento social y la depresión en comparación con los mayores que viven solos. La compañía, el cariño y, en el caso de tratarse de un perro y la obligación de los paseos diarios, fueron factores señalados como «antidepresivos».

No te olvides de…

A pesar de todos los beneficios proporcionados por un animal doméstico, hay que tener cuidado para evitar enfermedades y accidentes:

– Los niños con edad inferior a cinco años no deben interactuar con el animal doméstico sin la supervisión de un adulto.

– Habitúa a tu hijo a lavarse bien las manos después de jugar con tu mascota. La misma regla se aplica a los adultos.

– La mascota debe tener un sitio propio para dormir: que no es la cama de ninguno de los dueños.

– Mantén las vacunas de tu mascota en día y llévalo al veterinario de acuerdo con la periodicidad recomendada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *