cómo mantener una casa limpia con mascotas

¿Cómo mantener tu casa limpia si convives con mascotas? 10 consejos a tener en cuenta.

Tener mascotas es un verdadero placer pero conlleva a problemas de higiene y limpieza en la vivienda y por eso, los cuidados del mismo animal, además de mantener limpio el hogar son medidas que debemos saber tomar desde el primer día de su llegada para garantizar salud y bienestar de la mascota y sus dueños y sobre todo si hay niños o personas con dolencias crónicas.

Un concepto muy importante a tener en consideración es, por ejemplo, pasar el aspirador regularmente. Es importante saber cómo elegir aspiradoras para mascotas para garantizar una limpieza óptima de la vivienda.

Entonces, ¿cómo puedes disfrutar de tu mascota sin renunciar a un hogar limpio y cómodo?

Aquí  te vamos a explicar en detalle con 10 consejos para mantener limpias a las mascotas y la vivienda.

Lógicamente, algunas de estas reglas se pueden aplicar a otras mascotas que no sean gatos y perros pero nos centraremos en estos 2 últimos animales sabiendo que son las más comunes en un hogar.

10 consejos para mantener limpias a las mascotas y la vivienda

1. Elegir una buena aspiradora y usarla regularmente en casa

Entre el pelo, la mugre de las patas sucias y todo lo que se pega al pelaje de nuestros amigos caninos y felinos, nos encontraremos con el piso lleno de manchas de grasas, pelos, otras suciedades como barro.

Para mantener tu casa limpia, lo mejor es comprar una buena aspiradora y usarla varias veces a la semana, incluso si necesario a diario.

¡Aprende más!  ¿Los gatos pueden comer rúcula?

Es muy importante saber elegir un aspirador de primera calidad donde garantizaremos una aspiración precisa y rápida. Nos fijaremos en detalles como la potencia, el consumo (eficiencia energética), con cable o sin cable, manual o robot, etc. Aquí es recomendable no escatimar en el coste de la aspiradora para garantizar una limpieza de calidad y en poco tiempo.

2. Evita las alfombras en toda la vivienda o algunas habitaciones

Las alfombras son superficies difíciles de limpiar, además es donde a las mascotas les gusta descansar, dejar olores o pequeñas sorpresas con orinas o heces.

Además, las alfombras a menudo contienen plástico, lo que las hace fáciles de absorber los olores.

Por ello, lo mejor es retirar por completo la alfombra de la habitación donde se encuentra tu mascota para que el suelo o baldosa sea fácil de limpiar.

Tener un alfombra es resultado de más limpieza, más olores desagradables y más costes de mantenimiento ya que periódicamente deberás llevar la o las alfombras a una tintorería para una limpieza a fondo.

También te puede interesar: ¿Cuáles son las mascotas más limpias?

3. Cepillado y lavado de tu mascota

El mayor problema al que se enfrentan los dueños de perros y gatos es la muda.

Las mascotas sueltan pelo por todas partes y sobre todo en el suelo y en todo tipo de tejidos como el mismo sofá o ropa.

Para limitar este problema, deberemos bañar a nuestra mascota regularmente y acostúmbrate a cepillarla todos los días (siempre mejor en el exterior) para eliminar todo el pelo muerto del animal.

Con este gesto tan sencillo, evitaremos un cumulo de pelo en casa reduciendo la propagación del pelo por todo el hogar.

4. Protección del suelo

Usa un colchón cómodo o camilla propia para mascotas con el tamaño adecuado para tu gato o tu perro.

Esto no solo le enseñarás a tu amigo peludo a dormir solo donde está su camilla (colchón).

Aquí ganamos mucho en el momento de la limpieza ya que cogeremos esta camilla y la sacudiremos regularmente para quitar los pelos, siempre en el exterior para evitar que esos pelos viajen por la vivienda.

¡Aprende más!  ¿Los perros pueden comer comida de gato?

Además, la gran ventaja de una camilla es que la podrás lavar periódicamente para eliminar los malos olores.

5. Cuidado con las patas

Después de un paseo, las patas de un perro pueden ensuciarse sin importar el clima.

Debes de adquirir el hábito de mantener un recipiente con agua y un paño seco junto a la puerta.

Cuando llegues a casa, mojaremos las patas del perro en ese recipiente y pasaremos el paño para limpiar y eliminar todo tipo de suciedad.

6. Entretener las garras del gato

Como sabemos las garras de los gatos puede hacer mucho daño en la vivienda y por eso, debemos entretenerlos con artículos específicos para que no dañen el mobiliario como el sofá, el colchón o e papel pintado.

También será necesario cortar las garras del gato según su necesidad. Como es una tarea difícil, si no te ves capaz, es recomendable acudir a un veterinario para que te lo haga.

Para evitar daños en mobiliario, debes considerar instalar uno o varios rascadores para que tu gato pueda rascarse de forma natural.

7. Utilizar un soporte debajo del comedero

Colocaremos un soporte debajo del comedero para que puedas limpiar rápidamente cualquier pequeño resto de comida alrededor del mismo. También puedes improvisar poniendo un trapo suficientemente grande debajo.

Además de permitir una limpieza en la zona de su comida rápida también este soporte jugará un papel antideslizante del comedero para hacer más cómodo el momento de comer de tu mascota.

8.  Marca límites en el uso del hogar por tu mascota o mascotas

No tengas miedo de establecer límites, especialmente si tienes más de una mascota en casa.

No todas las habitaciones deben estar abiertas para nuestros amigos de cuatro patas sino la limpieza nunca terminará.

Por ejemplo, limitaremos el área de juego a una o dos habitaciones para controlar el desorden y los olores. Todo esto, dependerá del tamaño de la vivienda, además de los bienes en cada habitación.

¡Aprende más!  ¿Por qué los gatos prefieren a las mujeres?

No obstante, una mascota bien educada nunca será una preocupación en casa y por eso, si no ves necesario limitar los espacios de movimiento de tu amigo peludo pues será mucho mejor y seguramente tendrás una convivencia más tranquila.

9. Limpiar el aire

Cuando tenemos a mascotas en casa, pueden llegar también los malos olores aunque esto dependerá de muchos factores como la misma alimentación que darás a tu mascota.

Sin embargo, si tu perro tiene problemas de educación o de conducta, acabarán haciendo sus necesidades en casa. Aquí deberás corregir cuanto antes pidiendo ayuda a un profesional en adiestramiento canino o al mismo veterinario.

Otro problema muy habitual es el marcaje del gato y por eso, deberás pedir consejos a un experto en gatos para darte todas las pautas necesarias para que tu gato marque en sitios muy concretos y no por toda la vivienda ya que podría ser un gran problema de higiene.

En ambos caso, los malos olores de la orina o las heces producirán un mal estar general en la familia. Acostúmbrate a ventilar a diario abriendo las ventanas pero cuidado con los gatos que son muy curiosos y podrían saltar desde alguna de las ventanas.

También puedes usar un purificador de aire para limpiar el aire interior.

10. Comprar textiles lavables a lavadora

A los perros y gatos les encanta la comodidad y se acuestan en sillones y sofás. Además, la tela tiene una gran capacidad para absorber olores.

Ya sean cojines, manteles, cortinas, fundas para sillas, te recomendamos elegir siempre tejidos que se puedan lavarse a máquina de lavar.

En definitiva, comprueba siempre la etiqueta del textil para saber si es lavable con agua fría, caliente, etc. Si puedes lavar con agua fría mejor todavía ya que ahorrarás dinero en el uso de la lavadora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.