Alimentos prohibidos para las cobayas

Las cobayas son unos pequeños y simpáticos roedores que han sido domesticados por el hombre para usarlos como mascotas. En su vida en la naturaleza, estas criaturas se alimentan de plantas y raíces que logran conseguir en la tierra. Sin embargo, cuando se encuentran en cautiverio debemos prestar mucha atención a la dieta que se les proporcionara, ya que existen algunos alimentos que podrían ocasionarles ciertos problemas en su salud.

También te puede interesar: ¿Qué comen las cobayas?

Alimentos poco saludable para las cobayas

Como ya hemos dicho las cobayas tienen una dieta herbívora que se basa en heno, pienso, alfalfa, acelga, espinaca, coles, entre otros vegetales, sin embargo, existen productos que resultan poco beneficioso para su organismo, y por lo tanto, no se le debería suministrar con mucha regularidad, como por ejemplo, el pan, la cebada, la avena, las semillas, la uva, la zanahoria, el berro, el trébol, la lechuga, el brócoli.

Adicionalmente los frutos secos como la almendra, la avellana, la nuez, y el merey, tampoco lo pueden comer con mucha frecuencia, pues estos están llenos de grasas y las cobayas tienden a engordar con mucha facilidad.

Alimentos prohibidos para las cobayas

Aparte de los productos mencionado con anterioridad y que no resultan del todo beneficiosos para estos pequeños e inquietos roedores, existen otra clase de alimentos que están prohibidos, y que por ningún motivo deberían incluirse como parte de su dieta diaria, ya que les pueden ocasionar graves daños a su cuerpo.

Entre los alimentos que no deberían consumir las cobayas están el chocolate, la carne, los pescados, los embutidos, los hongos o setas, los dulces, la hiedra, el azúcar, el café, el aguacate, el boniato, el rododendro, la menta, las conservas, la cebolla, el ajo, la patata, la cebolleta, la sal, la bollería, los refrescos o gaseosas, las bebidas a base de zumos, los huevos, la leche, el puerro, el queso, el yogurt, el aloe vera, las hojas de tomate, los productos congelados, las galletas y las semillas de la manzana.

De igual forma, si tenemos un jardín con muchas plantas en él, debemos prestar atención al tipo y variedad de especies que allí se encuentran, ya que es posible que existan algunas plantas toxicas o venenosas para la cobaya, como por ejemplo, la adelfa, la alocasia u oreja de elefante, el anturio, la azucena, el castaño de indias, el estramonio, la euforbias, el filodendro, la flor de sangre, la hiedra, el rododendro, el tejo y el tomatillo del diablo.

¿Por qué son perjudiciales estos productos para la cobaya?

Las cobayas son animales 100% herbívoros, por lo que su sistema digestivo no es capaz de procesar de forma adecuada ningún producto de origen animal como las carnes, los embutidos, la leche y todos sus derivados. Además de esto, los hidratos de carbono como el pan, el azúcar, las galletas y la repostería en general, le ocasionan problemas gástricos.

Recomendación Final

Las cobayas, al igual que otros seres vivos, no son capaces de sintetizar la vitamina C, por lo tanto, es de suma importancia agregar ciertos alimentos a la dieta de la cobaya diaria que contengan este elemento, ya que de lo contrario serian propensas a desarrollar el escorbuto. Finalmente, es importante suministrarle agua en suficiente cantidad ya que estos animales son muy propensos a deshidratarse con mucha facilidad.

Antes cualquier duda, te invitamos a consultarlo con un veterinario especialista en roedores quien te aconsejará sobre la alimentación para cobayas.