cómo proteger a un cachorros contra los parásitos

Protege a tu cachorro frente a la amenaza de los parásitos

Los cachorros son muy vulnerables a su entorno, ya que se encuentran en una fase de crecimiento, sienten mucha curiosidad y necesitan explorar y conocer todo los que les rodea. Por ello, intentan conectar con todo su entorno con el olfato y el gusto, metiendo su hocico en cualquier rincón y pegando lametones a todo lo que consideran importante. De esta manera, entran en contacto con otros perros e intentan sociabilizar con todas las personas que le rodean. No obstante, es importante reconocer que el cachorro se encuentra en una etapa en la que es importante tomar precauciones y marcar límites. Aunque resulta esencial que el cachorro sociabilice es necesario protegerlo frente a los nuevos riesgos que pueden ir apareciendo. 

Los principales riesgos que pueden aparecen en el mundo exterior son los parásitos en cachorros tanto externos como internos, ya que pueden provocarle problemas graves de salud. No obstante, este tipo de problemas se pueden superar con facilidad aportándole al cachorro una rutina que le brinde protección en todo momento. 

¿Cómo proteger a un cachorro frente a los parásitos? 

Lo primero es comprender que los cachorros son activos y curiosos, por lo que es algo que no se puede evitar, solo hay que intentar crear una rutina de cuidados. Lo importante es que el cachorro se pueda desarrollar socialmente y pueda crecer de una manera sana, de tal manera que ningún problema pueda repercutir gravemente en su crecimiento. Los cachorros son más vulnerables y por ello resulta esencial llevar un control más exhausto, sobre todo en lo meses de destete hasta que cumplan los seis meses. Este intervalo de tiempo son los más peligrosos y en que los que se necesita más control y seguimiento. Desparasitar cachorros es un paso esencial, siempre se debe aplicar una dosis que les permita tener una protección a lo largo de todo su desarrollo. 

¿Qué recomiendan los veterinarios?

Los expertos recomiendan una desparasitación mensual a corto plazo, intentando concretar su seguimiento a un control mensual. De esta manera se evita que los cachorros se puedan infectar con parásitos internos que suelen ser los más graves y los más complejos de tratar sino se pillan a tiempo. Por ejemplo, el gusano intestinal, es un tipo de parasito que suele aparecer en el cachorro y que si no se trata a tiempo puede causar una enfermedad grave en el pequeño.  Así, se controlan los gusanos y se eliminan antes de que incluso puedan poner huevos, el riesgo mayor se produce durante los tres primeros meses de vida que es cuando hay más probabilidades de que aparezca. La desparasitación mensual es la más recomendada por expertos ya que consigue mantener un control estricto de la salud del cachorro y observar cómo va evolucionando. 

Consultar con el veterinario y tener una comunicación fluida sobre el seguimiento que debe tener el cachorro es la mejor forma de protegerle frente a los parásitos. Además, se sigue un control mucho más estricto y continuado en el tiempo. Las garrapatas y las pulgas también son unos parásitos externos muy comunes a los que se debe hacer frente desde el primer momento con un tratamiento concreto de desparasitación. La prevención también ayuda.

¿Qué te ha parecido este artículo? ALIMASCOTA.ES te invita a seguir navegando por su web para aprender más sobre los cuidados de perros y otras mascotas.

close
🤞 ¡No te pierdas los próximos artículos!

¡No enviamos spam! Lee más en nuestra política de privacidad

A CONTINUACIÓN, POR FAVOR TIENES QUE CONFIRMAR LA SUSCRIPCIÓN EN TU EMAIL. ¡MUCHAS GRACIAS POR CONFIAR EN NOSOTROS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *