por qué un loro deja de hablar

¿Por qué un loro deja de hablar?

Tener un loro en casa es garantía de escuchar como repite graciosamente muchas de las frases que solemos decir en casa. Que estos animales hablen es una de las principales características por las cuales se decide tener uno en casa, es por ello que si dejan de hablar puede parecer una situación preocupante. En este artículo estaremos viendo los motivos y que podemos hacer para que siga hablando como antes.

Hablar significa algo positivo para los loros ¿Qué sucede cuando paran?

Uno de los hábitos más comunes en los loros es hablar, aunque; como tal no hablan, solo repiten sonidos familiares. Sin tomar en cuenta lo anterior, es una actividad que simboliza algo positivo, un ambiente donde el loro se siente cómodo y feliz. Es un hábito que suele ser recompensado de forma positiva por sus dueños, quienes mayormente suelen darle un trozo de comida como premio.

Si el loro hace esto día tras día, nos resultará especialmente raro si deja de hacerlo de un momento a otro. Las razones son varias, pero todas expresan algo similar, el ambiente o el loro no se encuentran en orden. Si quieres conocer todas las razones por las que tu loro deja de hablar, te invitamos a leer el siguiente apartado.

También te puede interesar: ¿Cuáles son las razas de loro que hablan?

Motivos por los que tu loro deja de hablar

Ahora que ya sabemos que si nuestro loro deja de hablar es porque algo no está bien, es hora de preocuparnos y buscar la raíz del problema. Recuerda tratar esto cuanto antes, ya que tu loro debe sentirse cómodo en el ambiente y consigo mismo. Con esto aclarado, pasemos a conocer los motivos por los que un loro deja de hablar:

  • Cambio de rutina o ambiente: El loro es un animal que suele llevar una rutina bastante sencilla, en un ambiente familiar, un cambio abrupto puede significar estrés para el loro. Quizás no se sienta en un ambiente ameno para hablar.
  • El loro está enfermo: Bien sea de forma física o psicológica, el malestar de un loro puede provocarle una baja en la actividad, que perjudique la frecuencia con la que habla. En esta situación debemos analizar bien su comportamiento y llevarlo a un veterinario para que lo examine.
  • Tiene miedo: Quizás por la presencia de algún sonido raro o un animal ajeno a la casa, el loro se encuentra asustado. En este escenario, prestará más atención a todo lo que lo rodea y dejará de hacer sus actividades habituales como hablar. Puede ocurrir tras la llegada de un nuevo animal a la casa o la invasión del espacio por parte de tus mascotas.

A estos problemas también se le suman otras razones como un cambio en la dieta, la pérdida de confianza que tenga con su dueño debido a un trauma, heridas y un estado de estrés. Es importante analizar el escenario y buscarle solución, ya que no es una situación en la que quieras ver a tu plumoso amigo. ¡No hay nada más alegre que ver a tu loro diciendo frases graciosas! No dejes que pierda su encanto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.