por qué los gatos tienen la nariz mojada

¿Por qué los gatos tienen la nariz mojada?

Entre las tantas señales de buena salud y vitalidad que podemos ver en nuestro gato es su nariz húmeda o mojada. Aunque esto representa una buena hidratación y un óptimo estado de salud, en muchos casos puede presentar un problema. En este artículo nos encargaremos de repasar los casos positivos y negativos, además, te daremos toda la información para que identifiques cuando tu gato necesita ayuda veterinaria.

La nariz de mi gato está mojada: ¿Es normal?

Uno de los rasgos característicos de perros y gatos es su nariz, que suele permanecer mojada o húmeda a lo largo del día. La cantidad de humedad que tiene la nariz del gato suele variar dependiendo del clima, la hora del día y la actividad física que esté realizando. Que tu gato tenga la nariz mojada es algo normal, denota un buen estado de salud, por lo que puedes tranquilizarte un poco.

Más allá de la humedad natural que posee la nariz del gato, que se encuentre húmeda puede ser debido a varias circunstancias. A continuación iremos dando un repaso por las más comunes:

  • Estuvo tomando agua: Sí, por más tonto que parezca, si la vemos muy mojada, seguramente estuvo tomando agua previamente y haya mojado su nariz. Puedes verificarlo al tocar los pelos cercanos a la lengua.
  • Estuvo acicalándose: La actividad favorita de muchos gatos, mantenerse acicalados es obligatorio para ellos, a toda hora del día y en cualquier sitio. Al hacer esto, seguramente aprovecharon para limpiar su nariz con la lengua.
  • Humedad o frío:En invierno o días fríos, esta parte del cuerpo suele estar mucho más húmeda de lo normal.
También te puede interesar: ¿Cómo limpiar los ojos de un gato con manzanilla?

Aunque todo apunte a un buen estado de salud o condiciones del entorno, hay ocasiones en las que la nariz de tu gato está húmeda por una mala razón. Vamos a repasarlas a continuación.

¡Aprende más!  ¿Cómo eliminar las pulgas de casa?

La nariz de mi gato está mojada: Posibles problemas

Ahora que conocemos el lado positivo, es hora de ver los posibles problemas por los que tu gato puede tener la nariz mojada.

La nariz de mi gato gotea

En caso de que tu gato esté goteando por una o ambas fosas, solo puede indicar algo negativo. Aunque mayormente puede deberse a una pelea donde esa parte del cuerpo salió lastimada, también está la posibilidad de que esté sufriendo alergias. En el peor de los casos, puede ser indicio de cáncer, aunque no debes preocuparte en demasía por esta posibilidad.

Ante goteo nasal de tu gato constante, es recomendable ir a tu veterinario de confianza para tener un diagnóstico y poder descartar enfermedades graves.

Tumor nasal

Este tipo de tumores entran directamente en la cavidad nasal y aumentan la producción de secreción nasal. Además, incrementa la humedad en la parte exterior de la nariz, dando como resultado una nariz al borde de “sudar”. Este caso debe ser atendido rápidamente por un veterinario.

Neumonía

Antes de alarmarte, es un caso poco probable, además, tu gato debe presentar otros síntomas como tos, fiebre y dificultad para respirar. Podrás ver que la nariz del gato está más húmeda de lo normal, intenta prestar atención a este detalle, sobretodo en épocas calurosas.

Un caso más inofensivo en el que la nariz de un gato se encuentra mojada es debido a que un cuerpo extraño ingresó a las fosas nasales. Al igual que los humanos, puede venir acompañado de una irritación, alergia y constantes estornudos; es cuestión de tiempo para que se calme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.