Los gatos pueden comer plátano

Cuando tenemos una mascota queremos darle todo, incluso hay veces donde nos gana el corazón y les damos lo mismo que estamos comiendo. Pero ¿te has preguntado si es bueno para tu felino? Aquí te explicamos todo lo que debes saber para no poner en riesgo a tu ser querido.

El plátano es una fruta bastante rica en proteínas y vitaminas, lo que la hace sumamente deliciosa para su consumo. Sin embargo, contiene demasiada azúcar y esto puede ser un peligro para tu gato. Esto no quiere decir que después de que tu gato ingiera un pedazo pueda morir, sino que con el tiempo se pueden elevar los niveles de azúcar en su sangre provocando obesidad y diabetes.

Se dice que los gatos no tienen percepción del sabor dulce en sus papilas gustativas, por lo tanto, no disfrutan tanto los alimentos como el plátano o las famosas botanas azucaradas que comemos.

También te pueden interesar: ¿Los gatos pueden comer arroz?

Alimentación para gatos

Si alimentas a tu pequeño con comida para gatos de buena calidad no debes preocuparte por su salud, ya que muchas veces estos alimentos contienen todas las vitaminas y proteínas necesarias para que estén sanos y fuertes.

Es importante que sepas que los alimentos que nosotros consumimos no siempre serán buenos para nuestra mascota, a pesar de ser frutas también tienen sus riesgos y restricciones para consumo.

Sin embargo, la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (ASPCA) dice que la banana no es un alimento tóxico para los gatos.

Frutas para gatos

Así como existen frutas que nuestros gatos pueden consumir con moderación, también existen frutas que pueden ponerlos en riesgo. Hay que tener en cuenta que el organismo de un gato no es el mismo que el de un ser humano, por lo tanto, no pueden digerir y absorber el azúcar como nosotros lo hacemos.

El plátano no es tóxico para los gatos, pero tampoco les proporciona ningún beneficio. A excepción de la fibra, que puede ser bueno para ellos. Pero a diferencia de nosotros ellos no necesitan tanta fibra en su alimentación.

Además, puede ser común que a tu pequeño gato no le guste el plátano, o le de miedo. Esto puede ser causado por dos cosas: la primera puede ser porque se asustan y piensan que es una amenaza de un posible depredador, y la segunda porque les disgusta el olor que desprende el plátano.

Todo esto depende de que tan curioso sea tu pequeño amigo, por ejemplo, si lo prueba y le gusta significa que va a querer que le des cada que estés comiendo, y por el contrario si al probarlo lo rechaza o ni siquiera tolera estar cerca de la banana será mejor para ti, porque te estará evitando decidir si darle o no.

En fin, si lo deseas puedes darle un pequeño pedacito de plátano de vez en cuando. Sin olvidar que no puedes excederte de más porque puede repercutir en su salud. Debes pensar en el y no en ti.

Ante cualquier duda, te invitamos a consultar con tu veterinario de confianza para garantizar una dieta equilibrada y sana de tu amigo felino.