los gatos pueden tener síndrome de Down

¿Los gatos pueden tener síndrome de Down?

Recientemente, con ayuda del internet, se han popularizado una gran cantidad de gatos que parecen tener síndrome de Down. Su aspecto físico y las complicaciones motoras que presentan, hacen creer a cualquiera que realmente padecen síndrome de Down. Aunque esta condición es relativamente frecuente en seres humanos ¿Realmente afecta a los gatos? En este artículo nos encargaremos de decirte la verdad acerca del síndrome de Down en gatos.

¿Los gatos pueden desarrollar síndrome de down?

Antes de entrar en materia, necesitamos saber que es realmente el síndrome de Down y de qué manera nos afecta a los humanos. Básicamente, es un trastorno en el cual se duplica la información genética del cromosoma 21, generando así un cromosoma adicional. Este cromosoma adicional suele causar defectos congénitos, que pueden apreciarse fácilmente.

Con esto claro, podemos decirte que no, los gatos no pueden desarrollar síndrome de Down, por más sorprendente que parezca. Muchos dueños de gatos se han dado a la tarea de engrandecer este mito, subiendo fotos, videos y hasta creando cuentas de sus “gatos con síndrome de Down”. Las claras similitudes entre una persona con síndrome de Down y un gato con deformaciones faciales son las que terminan por darle fuerza a esta creencia.

También te puede interesar: Protección del gato frente a los parásitos

¿Qué sucede si mi gato tiene un cromosoma de más?

Ahora, que los gatos no puedan desarrollar síndrome de Down no quiere decir que no puedan tener cromosomas adicionales. Los gatos cuentan con 19 cromosomas y si llegan a tener alguno adicional, pueden padecer una anomalía física bastante notoria.

¡Aprende más!  ¿Por qué mi loro grita mucho?

En gatos machos con un cromosoma adicional podemos apreciar una anomalía física, más específicamente en su coloración. Los gatos machos pueden llegar a tener 3 colores, aunque, este tipo de patrón de color únicamente puedan tenerlo las gatas. Estos gatos también son conocidos como manchados o carey, por lo que seguramente habrás visto alguno, sin fijarte en que si es macho no debería tener esos colores.

Deformidad facial en los gatos – Razones

Con todo lo explicado previamente, te estarás preguntando ¿Entonces de que padecen aquellos gatitos con deformaciones? Bien, te lo explicaremos a continuación. Las deformaciones en los gatos pueden darse por varias razones, ninguna está directamente relacionada a la presencia de cromosomas adicionales.

En primer lugar tenemos el consumo de toxinas durante la etapa de gestación. Esto puede ocasionar malformaciones congénitas, las cuales podrían afectar notoriamente el aspecto de su rostro o cabeza. En segundo lugar están los traumatismos durante etapas tempranas del desarrollo, un golpe fuerte puede ocasionarle directamente una malformación o afectarle directamente su desarrollo neurológico.

Otra de las razones es el virus de la panleucopenia, el cual suele darse durante la etapa de gestación. Este provocará problemas motores, conductuales y en algunos casos, las deformaciones físicas en cabeza o rostro. Por último, existen otras razones como infecciones, enfermedades heredadas, etc. Que pueden dar esta curiosa apariencia a los felinos.

Recomendaciones para cuidar gatos con necesidades especiales

En la gran mayoría de casos, ser dueño de un gato con este tipo de deformaciones puede llevar consigo cuidados especiales. Lo mejor es consultar con tu veterinario la condición específica del gato y llevar cuidados acordes a su situación. Muchas veces necesitarán ayuda para las tareas más sencillas como comer, tomar agua, ir al baño o hasta asearse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.