Saltar al contenido
los gatos pueden comer queso

¿Productos lácteos en la dieta de tu gato?. Suelen ser muy comunes, pero, lo que la mayoría no sabe es que los lácteos pueden causar una reacción adversa a lo que se espera. ¿Los gatos pueden comer queso?. Descúbrelo aquí

Generalmente, las grandes industrias nos han convencido por medio de publicidades, comerciales, series y películas, que estas mascotas pueden ingerir productos lácteos sin problema.

Pero, la diferencia radica en que esto no es así. ¿Si un gato consume lactosa constantemente, puede desarrollar una severa infección en su intestino.

Durante sus primeros días de vida, los mininos suelen consumir diariamente inmensas cantidades de leche por medio de su madre, no obstante, su organismo produce lactosa. Sustancia imprescindible para el desarrollo de estas mascotas.

La lactasa es el proceso de conversión de la azúcar en leche, y esta es la respuesta del porqué a los gatos les encanta.

En general, los gatos toman leche desde muy pequeños, pero, que la hayan tomado, no quiere decir que pueden consumir la misma que nosotros.

A medida en los gatos van creciendo, comienzan a probar alimentos más sólidos. La madre deja de producir leche y su consumo reduce hasta llegar al punto que ya los mininos no pueden consumirla.

También te puede interesar: Probióticos para gatos

¿Qué ocurre en todo el proceso?

Se genera así una intolerancia hacia la lactasa. El proceso se escucha bastante complicado, y lo es.

Cuando un gato comienza a consumir leche de vaca, esta se encuentra sin la enzima lactosa, puede producir flatulencias y presentar problemas en la digestión, además de desarrollar obesidad.

¿Será que los gatos pueden comer queso?

En la alimentación para gatos, se les debe dar lácteos especialmente condicionados para su metabolismo. ¿Pero, existe algún queso para gatos? ¿Los gatos pueden comer queso?.

Dado que el consumo de leche de vaca puede causar tantos problemas en estos felinos. Es simplemente mejor no dársela. Existe una alternativa, la leche deslactosada en menores cantidades.

Y obviamente que no en una cantidad constante, solamente en porciones reducidas, con un límite de 2 veces a la semana como máximo. Es muy poco probable que los gatos desarrollen algún problema por este consumo. Sin embargo, si notas alguna reacción adversa, (Vómitos, flatulencias, gordura) simplemente retírala permanentemente de su dieta.

Siempre puedes encontrar algunas alternativas, por ejemplo, el consumo de leche para gatos, esto sería excelente si quieres que el minino disfrute de esta bebida.

Independientemente de darle leche o no, la mejor solución para mantener a tu mascota hidratada es el consumo de agua.

¿Los gatos pueden comer queso? Te tenemos la respuesta, tomando en cuenta que el queso es un derivado de productos lácteos, no es recomendable que lo consuman. El queso puede generarle los mismos problemas que cuando este se alimenta con leche de vaca, el mismo resultado solo que con otro producto.

Los gatos pueden comer queso en porciones muy reducidas y tomando precaución sobre su digestión.

¿Los gatos pueden beber leche? Si, solo si se toman las previsiones antes dichas, realmente no es necesario que la consuman, un felino puede mantenerse saludable sin el consumo de este producto.