Probióticos para gatos

Los problemas gastrointestinales en los gatos están relacionados, la mayoría de las veces, a una alimentación inadecuada, a estrés asociados a cambio de hábitos y rutinas, a reacciones metabólicas productos de tratamientos con antibióticos o vacunas, al consumo de algún producto no comestible o en mal estado, y en ocasiones, a una determinada enfermedad o patología.

Independientemente de cual sea la razón por la cual el sistema gastrointestinal de los felinos pueda verse alterado, es muy importante que se garantice una cantidad adecuada de bacterias saludables dentro de su flora intestinal. Para ello, es imprescindible que podamos suministrarles compuestos desarrollados específicamente para este fin, como por ejemplo los probióticos.

También te puede interesar: Fibra para gatos

¿Qué son los probióticos para gatos?

Los probióticos son microorganismos, por lo general bacterias saludables, que se encuentran de forma natural como partes de la flora intestinal del aparato digestivo, y cuya finalidad es la de contribuir a la correcta digestión de los alimentos y la posterior absorción de todos sus nutrientes.

Así mismo, los probióticos son responsables de mantener la salud del sistema gástrico al prevenir que otros microorganismos dañinos puedan colonizar el intestino y causar graves daños a su estructura y funcionamiento. Por esta razón, los expertos aseguran que este tipo de bacterias representan un excelente aliado para reforzar la salud del sistema inmunológico del organismo del perro.

¿Cuantos tipos de probióticos para gatos existen?

Como ya mencionamos los probióticos tienen como función principal la restauración de la flora intestinal, otorgándole un beneficio para la salud de quien lo ingiere. En este sentido, es importante destacar que estos microorganismos existen de forma natural en algunos alimentos, sobre todo, en aquellos cuyo origen proviene de procesos de fermentación natural.

Por otra parte, existen los probióticos desarrollados en laboratorios farmacéuticos y que básicamente se concentran en dos grandes grupos, las levaduras y las bacterias. Un ejemplo del primero es el “Saccharomyces Boulardii”, una especie de hongo capaz de resistir las condiciones de temperatura y acidez del sistema gastrointestinal y que ha demostrado ser muy beneficioso para evitar la alteración de la fauna intestinal.

En el caso de los probióticos bacterianos, los mismos, se agrupan en dos grandes géneros los “Lactobacilos” y las “Bifidobacterias”. Existen muchas especies para ambos grupos, en el caso de los lactobacilos, estos se utilizan para fermentar una gran variedad de alimentos, mientras que las bifidobacterias se encuentran de forma natural dentro del tracto digestivo.

¿Cuáles son los beneficios de los probióticos en los gatos?

Ambos géneros de probióticos, los lactobacilos y las bifidobacterias, pueden ser fabricados en laboratorios, y en la actualidad, son comercializados por diversas farmacéuticas. En general, estos microorganismos tienen la capacidad de regular los cuadros severos de diarrea en los gatos, además de esto, son muy útiles para los casos graves de estreñimiento, los procesos inflamatorios del aparto gástrico y el fortalecimiento del sistema inmunológicos de los felinos.

A parte de los probióticos, también existen los denominados prebióticos, que son unos compuestos que facilitan el tránsito intestinal, la expulsión de las heces, y al mismo tiempo, sirven como una fuente de alimentos para las bacterias beneficiosas que se encuentran en la flora intestinal del sistema digestivo.

Por otro lado, los probióticos son capaces de neutralizar a las bacterias dañinas, tales como, el Clostridium, la Shigella y la Salmonella, quienes son responsables de ocasionar graves trastornos del sistema digestivo como la diarrea crónica y la inflamación de los intestinos. De esta manera, los probióticos son capaces de generar un sistema en equilibrio, en donde las bacterias beneficiosas mantienen a raya el crecimiento de microrganismos perjudiciales para la salud intestinal de los gatos.

¿Cómo elegir el mejor probiótico para mi gato?

En la actualidad existe una tendencia de administrarles complementos nutricionales a los gatos que contienen probiótico junto a prebióticos, y a esta mezcla se le ha denominado “simbióticos”. Esto quiere decir, que los felinos pueden recibir una cantidad de bacterias beneficiosas para su sistema digestivo en conjunto con otros ingredientes, como los hidratos de carbono, que estimulan de manera efectiva el normal crecimiento de dichas bacterias.

 Esta combinación ha demostrado ser efectiva para combatir afecciones gástricas en los gatos, tales como, la diarrea, la dermatitis atópica, el estreñimiento, las infecciones por “Helicobacter”, la diverticulitis intestinal, la obesidad, el síndrome metabólico, así como también, trastornos neurológicos e infecciones urinarias y respiratorias.

Por todas estas razones es muy importante que sepamos elegir los mejores productos antes de suministrárselos a nuestros queridos felinos. Lo primero que debemos hacer es llevar al gato a un especialista para que lo examine, lo diagnostique y le coloque el tratamiento adecuado.

Además de esto, es importante elegir un producto que sea adecuado para el metabolismo de un gato, que haya sido aprobado por las autoridades sanitarias y suminístraselo de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta del producto, así como también las del médico veterinario.