los gatos pueden comer pasta

¿Los gatos pueden comer pasta?

Antes de tener una mascota debemos investigar todas las necesidades que esta pueda tener, que clase de vacunas debe tener y de lo más importante: su alimentación. En el caso de los gatos, resulta algo confusa, ya que solemos ver que se sienten atraídos por alimentos como el pan o la pasta. Pero, ¿Un gato puede comer pasta? ¿Es perjudicial? En este artículo nos encargaremos de resolver esta duda.

¿Se le puede dar pasta a un gato?

Para determinar si podemos darle pasta a un gato, debemos analizar los componentes de la pasta y lo que aporta nutricionalmente. En línea general, la pasta aporta carbohidratos y una buena parte de gluten, compuestos que nuestro gato no necesita en la dieta. La alimentación del felino debe tener mayormente proteínas, grasas, vitaminas y minerales.

Ahora, podemos resolver la pregunta diciendo SÍ, LOS GATOS PUEDEN COMER PASTA, pero, hay que tener cuidado como lo hacemos. Algunos gatos presentan alergias al gluten, por lo que darles pasta puede resultar en algo negativo, esto aplica de la misma manera para el pan. Más adelante diremos a detalle cómo dar pasta a un gato.

También te pueden interesar: ¿Los gatos pueden comer tortilla de maíz?

Beneficios de la pasta para gatos

Como repasamos previamente, la pasta no es un alimento especialmente bueno para los gatos, por lo que sus beneficios son limitados. En realidad, poco aporta, más que una buena cantidad de carbohidratos, que regulados pueden aportar un mínimo a su dieta.

Contraindicaciones de la pasta

A diferencia de los beneficios, en el apartado de contraindicaciones si tenemos bastante material para comunicarte. En primer lugar, la pasta tiene muchos carbohidratos, principales culpables de la obesidad y sobrepeso en un gato. Si no regulas la cantidad de pasta que le das a tu gato y la frecuencia con la que lo haces, puedes llegar a afectarle su estado de salud.

En segundo lugar, puedes generarle una reacción alérgica, que puede pasar de un simple brote a problemas más serios. En general, este tipo de alimentos que contienen almidón deben ser dados con responsabilidad a los gatos, mucho cuidado con la pasta y el pan. No dejes que su ternura te cautive y termines dejándole comer pasta en exceso.

Por último, si haces pasta o pan casero, es importante que mantengas alejado a tu felino durante todo el proceso. La masa de estos alimentos suele fermentar al rato de haber sido elaborada, por lo que, si tu gato ingiera masa cruda, la fermentación se hará internamente. Esto puede provocarle problemas estomacales.

¿Cómo dar pasta a un gato?

Darle pasta a un gato no es tan complicado, siempre y cuando sea pasta libre de condimentos o aditivos. Recuerda darle una ración adecuada y no excederte, como detalle importante, no le des pasta de la misma que tú consumes, con salsa de tomate, carne y demás. La sal y la condimentación puede provocarle daños, en cambio, procura darle carne o pescado ligeramente cocida como complemento, si puedes, una pequeña ración de verduras también sería positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.