Diferencias entre los perros y los lobos

Diferencias entre los perros y los lobos

A pesar de compartir un 99% de ADN por pertenecer a la misma especie de Canis Lupus existen diferencias a grandes rasgos entre estos dos animales. Pues a lo largo del tiempo el perro se ha desprendido de su vida salvaje, pasando a ser en la actualidad un animal doméstico. Caso totalmente contrario al lobo, que si bien ha evolucionado a como lo conocemos hoy en día, no ha dejado de ser un espécimen salvaje.

Así como se pueden encontrar variedades de raza en los perros, también se logran encontrar entre los lobos, siendo los más conocidos: El lobo euroasiático, el lobo ibérico y el lobo ruso. Con esto se logra confirmar que entre los dos existe una brecha enorme, ya que el proceso de domesticación para el perro no ha sido nada sencillo. Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre los lobos y los perros?

También te puede interesar: ¿Los perros hablan entre ellos?

Diferencias más notables entre ambos

Empezamos por las diferencias que se pueden notar a simple vista:

  • El hocico: Los lobos poseen una trompa más alargada que la de los perros, pero son los perros quienes tienen una mayor potencia de mordida.
  • Orejas: El perro ha evolucionado para tener orejas más caídas, mientras que su contra parte las suele tener puntiagudas
  • Cola: Los lobos tienden a tener colas alargadas y los perros poseen colas rizadas y cortas.
  • Patas: Los lobos han desarrollado dedos más grandes que le permite saltar grandes distancias.
  • Pelaje: Los perros tienen más variedades de color en su pelaje, el de los lobos suele más sencillo.

En términos de madurez sexual, los lobos la consiguen cuando tienen dos años de vida, mientras que el perro alcanza su madurez sexual en menos tiempo. Pudiendo completar hasta dos reproducciones por año y quedándose el lobo solo con una entre los meses de febrero y marzo. El tamaño de las camadas también es distinto con un promedio de cuatro a cinco cachorros para los lobos y de hasta ocho para los perros.

Diferencias de comportamiento

Aquí es donde le logra distinguir que la línea que separa a ambos no es para nada delgada. Pues se encuentran las siguientes discrepancias:

  • Socialización: Al pertenecer a un ambiente más hostil, los lobos suelen ser por lo general más desconfiados y tímidos, al contrario de los perros que son cariñosos y confiados
  • Familia: Los lobos figuran como una estructura social mucho más complicada.
  • Comportamiento: Al ser un animal doméstico, el perro depende del ser humano, pues se torna incapaz de buscar su propio alimento. Sin embargo, los lobos son autosuficientes y pueden llevar una vida normal dentro de la naturaleza.
  • Resolución de problemas: Los lobos sacan ventaja al perro en este aspecto, ya que cuando a un lobo se le presenta un problema va a buscar la manera de solucionarlo. El perro simple y llanamente buscará un humano que lo pueda ayudar.
  • Dieta y alimentación: Los perros son omnívoros, logrando tener una dieta similar a la de los humanos. Por su parte, los lobos poseen un sistema digestivo capaz de consumir grandes cantidades de carne cruda, pasar más tiempo sin comer y absorber nutrientes de una manera completamente diferente.

Fuente de referencia: Diferenciapedia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *