cómo bañar un gato Sphynx o gato sin pelo

¿Cómo bañar un Sphynx o un gato sin pelo?

El gato Sphynx es sin duda uno de los tipos de gatos sin pelo más populares en el mundo. Su carácter y aspecto hacen de él un gato muy especial, que además requiere unos cuidados de higiene muy específicos.

A pesar de no tener pelo o mejor dicho casi ningún pelo, bañar a un gato Sphynx es una actividad que todo dueño debería realizar en su día a día. La higiene de estos animales requiere una atención muy especial.

El aseo debe ser constante, ya que el sudor, las secreciones sebáceas y la suciedad se acumulan más fácilmente en la piel de este animal que en otros gatos.

Una breve introducción del origen del gato Sphynx

El origen del Sphynx de entre 3 y 6 kg es de Canadá donde tiene sus inicios en 1966 concretamente en Toronto. También le denominamos “Gato sin pelo canadiense”.

Se caracteriza por su piel arrugada que puede ser de diferentes colores. La ausencia de pelo no indica defecto ni enfermedad, pues aunque a simple vista parece calvo, su pelaje peludo le da una textura sedosa, parecida a un melocotón.

Este gato es muy amistoso, sociable, cariñoso y juguetón. Disfrutan de la compañía de humanos y animales, pero si se sienten descuidados o abandonados, sufrirán mucho. Este gato no es el único sin pelo. Aunque es la variedad más famosa, existen otras como el Donskoy, el Peterbald, el Levkoy y el Dwelf.

El baño, una actividad imprescindible para el gato Sphynx

Además de los cuidados básicos que todo gato necesita, como controles veterinarios periódicos y un calendario de vacunación, este felino en particular suele ser muy dependiente de sus humanos.

Se sabe que todos los gatos se preocupan por su propia higiene pero para los gatos sin pelo, es necesario cuidar y limpiar su piel debido a la gran cantidad de sebo que producen cuando sudan. Esto también incluye sus oídos, ojos, uñas y dientes.

Por ello, es muy importante acostumbrar a tu Sphynx a bañarse desde una edad temprana ya que es una actividad muy importante en su vida.

¿Cómo se baña a un gato Sphynx o sin pelo?

Los expertos recomiendan bañar a estos gatos cada dos o cuatro semanas. Para ello, ten en cuenta lo siguiente:

  • Utilizar una bañera o cubeta en la que el gato pueda meterse, y poner una toalla en el fondo para que no resbale.
  • El agua nunca debe cubrir completamente al gato.
  • Es importante utilizar agua tibia. Son animales frágiles que no responden bien al calor y al frío, por lo que pueden resfriarse o quemarse fácilmente.
  • Recuerda que tienen una capa muy delgada de pelo para protegerlos.
  • Mojar al gato poco a poco para que no se estrese. Ten cuidado de no mojarle la cabeza, ni los ojos.
  • Enjabonar suavemente al gato, luego enjuagar la piel con abundante agua.
  • Tienes que lavar el poco pelo con un paño húmedo para evitar que le entre agua en la nariz, los ojos y los oídos.
  • Durante el baño, puedes crear un ambiente relajante con música, caricias y aromas gatunos.
  • Evita gritar.
  • Al final del aseo, seca al gato con una toalla y dale un premio como recompensa para relacionar su baño con algo muy positivo.
También te puede interesar: ¿Por qué mi gato huele mal?

¿Qué champú debo usar para el baño de mi gato Sphynx?

Se recomienda buscar un champú específico para gatos sin pelo o con piel sensible como podemos encontrar en Vetplace.pe, una tienda online de mascotas referente en Perú. Lo más importante es que no uses productos destinados a humanos u otros animales. Para estar seguro, te recomendamos que consultes a tu veterinario ante cualquier compra de champú.

Contraindicaciones al bañar un gato Sphynx

El sebo producido por la piel es saludable y natural. Se utiliza para proteger y lubricar a los gatos. Por ello, los expertos recomiendan no realizar baños frecuentes, ya que eliminan los aceites esenciales que protegen e hidratan la piel. Si abusamos del baño con esta raza de gato, su piel comenzará a producir más sebo, lo que provocará una mayor irritación.

Si bien se recomienda bañar a un gato sin pelo cada dos o cuatro semanas, realmente depende de cada felino. Presta especial atención a las señales que indican si tu mascota necesita un baño.

Si su piel se pone roja, debes bañarlo con menos frecuencia. Si ves suciedad o mugre en los pequeños pliegues de su piel (lo que puede provocar dermatitis, sarna y otras afecciones de la piel), debes alternar con otro método de limpieza, como un paño húmedo.

Además, si tu gato tiene miedo al agua, no es motivo para descuidar su higiene. Hay toallitas para gatos, pero también puedes limpiar su piel con un paño húmedo.

En conclusión, los excesos en baños para gatos son tan malos como los excesos en alimentos.

Precauciones al limpiar los ojos, la nariz y las orejas del gato Sphynx

Debes evitar mojar los ojos, la nariz y las orejas de tu gato Sphynx cuando lo bañas, pero eso no significa que no debas limpiar estas partes de su cuerpo. Esto también es esencial.

¿Sabías que el gato Sphynx no tiene pestañas? ¿Entonces, qué pasa con la limpieza de esa zona?

Dado que El gato Sphynx no tiene pestañas, más partículas de suciedad o polvo pueden entrar en sus ojos. Por lo tanto, es este tipo de gato es más propenso a las lágrimas y puede ser susceptible de enfermedades. Se recomienda limpiar los ojos con solución salina y toallitas estériles una vez a la semana.

Los oídos del gato Sphynx producen mucha cera. ¿Cómo debemos limpiar sus oídos?

Como son gatos (casi) sin pelo y con orejas grandes, pueden ensuciarse más y acumular mucha cera en sus orejas. Para limpiarlos, usa para cada oído una gasa limpia  o un hisopo de algodón (entendemos que están siempre esterilizados) y frota suavemente la superficie.

Cuidado dental y de uñas del gato Sphynx

Como se mencionó anteriormente, estos gatos producen más sebo y sudor, por lo que sus uñas también son propensas a la acumulación de grasa y suciedad. Para mantener la higiene de tu gato Sphynx, se recomienda cortarle las uñas, solo las puntas, y limpiarlas regularmente.

En cuanto a los dientes, la mayoría de los veterinarios especializados en estos felinos señalan que los gatos Sphynx a menudo tienen serios problemas con sus piezas bucales. Por ello, se recomienda que se cepillen al menos 3 veces por semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *