Mi tortuga no come razones y que hacer

Mi tortuga no come ¿Por qué y qué hacer?

Para muchos, tener una tortuga como mascota es no hacer más nada que alimentarlas y estar pendientes de su agua. Nada más alejado de la realidad, las tortugas requieren cuidados como cualquier otra mascota y pueden llegar a enfermarse si este no es el caso. Si has visto que tu tortuga no come, debes preocuparte, es un comportamiento que puede significar varias cosas, entre ellas que tu tortuga está enferma. Vamos a conocer las razones y que debes hacer.

Mi tortuga no come: Casos más comunes

Si comienzas a notar que tu tortuga no come, esto puede pasar en diferentes contextos y los significados varían. A continuación te vamos a repasar todos los casos en los que una tortuga no come y que debes hacer.

Mi tortuga no come y no es capaz de abrir los ojos

Al existir una carencia de vitaminas esenciales para la tortuga, esta suele padecer de hipovitaminosis, un síntoma común de una pobre alimentación. Una de las señales de alerta es que no pueda abrir los ojos o los mantenga más cerrados de lo normal. La mejor manera de tratar esto es cambiando la dieta, consultando a un veterinario cuales pueden ser los alimentos necesarios.

También te puede interesar: ¿Por qué las tortugas son lentas?

Mi tortuga no come y duerme más de lo común

Si tu tortuga deja de comer o ves que el apetito no es el mismo que de costumbre, esto puede venir acompañado de un sueño incontrolable o una inactividad prolongada. La razón que solemos intuir es por una anemia o falta de energías, como suele suceder en los humanos. Pero la razón es mucho más entendible, vamos a verla.

¡Aprende más!  ¿Qué comen las tortugas bebés?

Esto es debido al proceso de hibernación, algo que tu tortuga debe hacer periódicamente. En estas épocas, la tortuga no necesita tanto del alimento y su principal actividad será dormir para conservar mejor sus energías. En esta situación lo mejor es darle tiempo a tu tortuga y esperar a que pase la época de frío.

Mi tortuga dejó de comer y su caparazón se ve débil

Esta es quizás la situación más delicada de todas las que hemos repasado hasta el momento. El caparazón es el principal reflejo de la salud de una tortuga, este debe tener buen color y además, estar fuerte. Si estas dos características comienzan a fallar, es señal de que algo en nuestra tortuga no está bien.

La ausencia de calcio es el principal causante de este problema, debemos establecer una dieta rica en este mineral. Además, nuestra tortuga debe producir vitamina D3, la cual puede producir tras estar bajo los rayos del sol. Lo mejor es mantener a tu tortuga de 8 a 10 horas bajo el sol, de no ser posible, existen lámparas UVB especiales que simulan este tipo de luz.

¿Qué hacer si mi tortuga no come?

Ya hemos repasado las principales razones por las que tu tortuga no come, debes identificar cuál es el caso para actuar en consecuencia. En la mayoría de casos existe una solución que explicamos, como puede ser el cambio de dieta, mantenerla a la luz del sol o solo esperar a que pase el frio. Si este comportamiento es frecuente, lo mejor es llevarla a un veterinario para que trate su caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.