Saltar al contenido
los gatos pueden comer melón

Es común que nuestras mascotas quieran comer lo mismo que nosotros o al menos probarlo, pero muchas veces esto es imposible porque no tiene el mismo efecto para ellos. Algunos alimentos suelen ser peligrosos y dañinos para su organismo.

El melón es una fruta bastante rica y fresca, pero, ¿los gatos pueden comer melón? A continuación, te explicaremos todo lo que debes saber sobre el melón para tu felino.

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer plátano?

¿Puedo darle melón a un gato?

El melón no es tóxico para nuestras mascotas, al contrario, les hace bien porque es bajo en calorías, tiene muchos nutrientes y un alto contenido de fibra y agua.
Además de ser una buena fuente de fibra, también contiene ácido fólico y vitamina A, B6 y C, así como potasio y niacina.

Las vitaminas A y C los ayudan con los antioxidantes, los cuales lo mantienen más saludable y ayudan a prevenir enfermedades. También el alto contenido de agua y fibra que posee los ayuda a evitar que sufran de estreñimiento y deshidratación.

¿Cómo darle melón a un gato?

Si tu gato tienes problemas de diabetes o su estómago es más sensible de lo normal, es recomendable que no le ofrezcas melón en exceso, ya que puede provocar algún malestar en su organismo.

Si al comerlo tiene síntomas como vómito o falta de apetito lo mejor es que ya no le ofrezcas más, y vayas al veterinario.

Antes de ofrecerle cualquier fruta es importante lavarla, para eliminar todas las bacterias que pueda contener. También recuerda quitar todas las semillas, y la cáscara.

Puedes cortarlo en pequeños trozos para que tu gato pueda comerlo con cuidado y lo disfrute más.

Lo más recomendable es ofrecerle a tu felino melón una vez a la semana, ya que todo debe ser con moderación y no en exceso porque puedes causarle algún problema en su estómago.

Precauciones del melón que debemos tomar en cuenta antes de darlo a un gato

Los gatos pueden comer frutas, sin embargo, muchas tienen un alto contenido de azúcar y esto no es lo mejor para ellos, ya que pueden aumentar de peso y contraer problemas de salud como diabetes.

Como mencionábamos, si tu gato tiene diabetes o problemas con su estómago es importante que no exageres cuando le des melón, recuerda que todo debe ser con moderación por su salud.

También se debe tener en cuenta que el felino por nada del mundo puede comer la cáscara del melón, ya que puede provocar molestias gastrointestinales y puede ser un peligro de asfixia porque al ser dura puede atorarse en su tracto digestivo. Las semillas también pueden ser una causa de asfixia para tu gato, por eso es importante retirarlas antes de ofrecerles melón.

Como conclusión, primero debes considerar si a tu gato le gusta el melón, ya que si no le gusta puedes tomar a consideración más frutas que no son tóxicas para ellos. Además, puedes consultar a su veterinario para estar más seguro. Recuerda que toda fruta que no es peligrosa para ellos siempre debe ser con moderación.