los gatos pueden comer azúcar

¿Los gatos pueden comer azúcar?

Los gatos pueden llegar a ser muy glotones y nosotros se lo permitimos, muchas veces no sabemos si dejarles comer azúcar, ya que no sabemos si sea bueno para ellos. Lo mejor es que no le des ninguna comida que contenga azúcar a tu gato, podría traerle diversas consecuencias. Por ello, en este artículo hablaremos del porqué los gatos no pueden comer azúcar.

¿Se puede dar azúcar a un gato?

No, por ninguna razón debes ofrecerle o dejar que tu gato consuma azúcar o algún alimento que lo contenga. Lo primero que debemos de entender es que la dieta de los gatos se basa principalmente en la carne, y es que son carnívoros por naturaleza. Incluso son carnívoros anatómicamente, ya que la lengua del gato no cuenta con las papilas gustativas completamente desarrolladas como las del humano para saborear el azúcar. Esto quiere decir que los gatos no tienen preferencia por los dulces como nosotros.

Ahora bien, ¿Por qué es malo el azúcar para los gatos?

antes de todo, debemos aclarar que no porque tu gato ingiera azúcar o dulces quiera decir que se intoxicara o tendrá una muerte segura. Y es que en realidad los gatos no pueden consumir azúcares porque les provoca algunas enfermedades como obesidad, diabetes, enfermedades cardiacas y otras.

Por otra parte, debemos tener completo cuidado cuando se trata de alimentos que contengan chocolates y edulcorantes, estos resultan tóxicos para nuestros felinos. En caso de que tu felino haya consumido chocolate o tengas sospechas, es recomendable que lo lleves rápidamente a tu veterinario de confianza.

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer manzana?

¿Los gatos pueden comer dulce?

No, los gatos no deben comer ningún tipo de dulces, ya que estos pueden afectar la salud del animal. Realmente es muy raro que un gato se sienta atraído a algún dulce o alimento dulce, puesto que las papilas gustativas del gato no están desarrolladas para captar el sabor dulce. Sin embargo, algunas veces lo hacen, pero no se sienten atraídos al dulce en sí, sino porque les interesa el olor a grasa o los carbohidratos que contiene el alimento.

En caso de que tu gato se sienta interesado por algo que estés comiendo dulce, ya sabes que no lo hace porque le llama la atención el dulce, por lo que no debes darle. Si quieres premiar a tu gato o darle algo que realmente le encante, puedes darle alguna croqueta o algún trocito de carne.

 Por su parte, debes tener completa precaución con aquellos dulces que contengan chocolate, leche o yogur, estos son realmente tóxicos para tu peludo. También aquellos dulces que contengan edulcorante, especialmente Xilitol, es sumamente tóxico para estos. Cuando un gato consume azúcares o dulces en casa, lo más probable es que en poco tiempo el animal presenta diversas enfermedades. Como problemas cardíacos, diabetes, sobrepeso, cólicos, flatulencias, diarrea, vómitos, problemas en el metabolismo, fallo en los órganos y otros problemas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *