Diferencia entre un perro de asistencia y un perro de terapia

Diferencia entre un perro de asistencia y un perro de terapia

Es muy habitual que solemos confundir perros de asistencia con un perros de terapia. Aunque ambos perros tengan la misma finalidad que es ayudar a gente con alguna necesidad específica, ambos términos de perros tienen sus grandes diferencias en su origen y próposito.

A continuación, te aclaramos en detalle cuales son las diferencias entre un perro de asistencia y un perro de terapia.

¿Qué es un perro de asistencia?

Si nos basamos en la definición marcada por la ley de Estadounidenses con Discapacidades conocida como ADA, un perro de asistencia es aquél que ha sido entrenado de forma individual para realizar labores de ayuda a personas con todo tipo de discapacidad.

Ahora bien, de una forma más completa, un perro de asistencia está entrenado para ayudar a personas con problemas de salud como diabetes, problemas de visión (invidentes o deficiencias visuales graves), problemas de audición (sordos o sordomudos), problemas mentales, crisis epilépticas o problemas de movilidad.

Para definirlo aún mejor, los perros para ciegos son denominados como perros guías y los perros para sordos son denominados perros señuelo.

El perro de asistencia será entrenado exclusivamente para cada discapacidad ya que las necesidades no serán las mismas, por ejemplo, para un invidente que un enfermo de la diabetes.

Tipos de perros de asistencia

Perro de asistencia psiquiátrica

A diferencia de otros perros de asistencia pre-entrenados, los perros de asistencia psiquiátrica están entrenados a medida para sus dueños, ya que sus necesidades varían ampliamente según el diagnóstico y los síntomas experimentados. El perro no está solo ahí para «sentirse bien» o «sentirse seguro», está ayudando activamente a su dueño con su misión profesional y no se ve afectado por emociones negativas.

Los perros de asistencia psiquiátrica no reemplazan la terapia o la medicación y están estrechamente relacionados con la supervisión de un profesional de la salud mental.

Perro de asistencia polivalente

Un perro de asistencia polivalente puede realizar múltiples funciones de perro de asistencia simultáneamente, según las necesidades específicas del dueño.

Además de ser perros de asistencia psiquiátrica, también tienen funciones de alerta medical, guía de invidentes o ayuda a la movilidad. 

¿Qué es un perro de terapia?

Los perros de terapia son mascotas convencionales que tiene un don propio como ser muy cariñoso, muy social y transmite buenas ondas ante todo tipo de público. Este perro puede visitar colegios, hospitales, centros de día, residencias de mayores, centros educativos especializados, etc… con una finalidad terapéutica. Normalmente, se hará a través de agrupaciones de perros de terapia aunque también se puede hacer de forma individual por un profesional.

A veces, los profesionales de la salud y los profesores incluyen perros de terapia en su trabajo con clientes o estudiantes.

También te puede interesar: Diferencia entre perros y gatos

Principales diferencias entre los perros de asistencia y los perros de terapia

Perro de asistenciaPerro de terapia
Medio de origenAsociaciones, principalmente voluntariado.Intervención social y sanitaria.
IntervinientesVoluntarios y profesionales caninos.Enfermeros, médicos, psicólogos, ergoterapeutas, educadores especializados, etc…
ActividadesAyuda cotidiana a personas discapacitadas o enfermas que necesita la ayuda de un perro.Apoyo al profesional para sus labores terapéuticas, sociales o educativas.
Competencias del perroEntrenado para todas las tareas específicas bajo ordenes y de forma autónoma. Estar en simbiosis con su beneficiario.Debe ser un perro muy social y tener los dotes necesarios para ciertas actividades del profesional en cuestión.
Origen del perroProviene de criadores especializados en la materia garantizando las cualidades necesarias físicas y de comportamiento aptas para estas funciones.Todos los orígenes son válidos siempre y cuando el perro sea social y tiene complicidad con el profesional.
Razas de perrosLo más común son: Golden Retriever, Labradores Retriever, Pastores belga malinois, Alaskan Malamuten, Corgi y King Charles Spaniel.No hay una raza de perro concreta aunque las siguiente razas de perros son las más adecuadas: Labrador Retriever, Golden, Retriever, Pastor Alemán, King Charles Spanien y Caniche.
Educación del perroLa pre-educación en una familia de acogida entre 8 y 10 meses y luego la educación a pleno rendimiento en una escuela canina especializada entre 6 y 12 meses según el tipo de especialización.Dependerá de cada profesional y sus necesidades.
AccesibilidadEl dueño del perro al tener la carta de resolución de incapacidad, el perro tendrá acceso a todos los espacios públicos sin excepción.El perro no tiene la misma accesibilidad que el perro de asistencia. Solo previa autorización podrá acceder a ciertos lugares como hospitales o colegios.

¿Qué tienen en común los perros de asistencia y los perros de terapia?

Por tanto, los perros de asistencia y los perros de terapia proceden de diferentes ámbitos: los primeros del sector asociativo y los segundos del sector sanitario y social.

Los procedimientos de asistencia y terapia están totalmente adaptados a los beneficiarios y sus necesidades. En ambos casos, parten de los lazos sociales creados por los animales y se nutren de la relación recíproca entre humanos y perros.

Asimismo, el bienestar animal es una preocupación permanente y una práctica actualizada para todas las partes involucradas.

Ambos perros estarán para ayudar y mejorar la calidad de vida de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *