Diferencia entre un jerbo y un hámster

Diferencia entre un jerbo y un hámster

Los roedores son uno de los tipos de mascotas más comunes hoy en día por todos las ventajas que tienen como el hecho de que son pequeños y no tan demandantes. Pero ¿Sabías que los jerbo y los hámster son diferentes? ¿No? ¡Aquí te lo contamos!

¿Qué es un jerbo?

Pertenecientes a los Gerbillinae, hoy en día existen cerca de 16 géneros y más de 100 especies de jerbo. Su distribución la encontramos principalmente en Asia y África siendo animales de zonas áridas los cuales cuentan con características muy similares a las de los ratones.

Tras llegar a Estados Unidos, los jerbos se han multiplicado debido a que son muy fáciles de criar. Esto ha hecho que, en primer lugar, comenzaran a ser usados en laboratorios para posteriormente pasar a ser utilizados como mascotas adquiriendo una gran popularidad por lo fácil que es cuidarlos.

¿Qué es un hámster?

Al igual que los jerbos y los ratones, el hámster también forma parte de los roedores siendo uno de los más comunes en el mundo. Su físico rodeando y de pelo esponjado hacen que sea uno de los animales más tiernos en cuanto a roedores se refiere.

Una de las características más llamativas de los hámsters es el hecho de que cuenta con unas mejillas que forman una especie de bolsa. Así como pasa con las ardillas, los hámster pueden introducir en su boca una gran cantidad de alimento lo que hace que sus mejillas se vuelvan curiosas.

También te puede interesar: Diferencias más importantes entre una rata y ratón

Principales diferencias entre un jerbo y un hámster

  • Colores: Lo primero que vale la pena resaltar es que el jerbo suele tener menos variedad de colores que el hámster. Y es que los jerbos solo suelen venir en colores como el negro, el marrón, gris y blanco.
  • Comportamiento: Los hámster suelen ser animales muy tranquilos los cuales generalmente pasan el mayor tiempo descansando. Por otro lado, los jerbos son animales muy activos los cuales suelen jugar y mantenerse activos lo que hace que sean mucho más traviesos que los hámster, por ejemplo.
  • Sociables: Debido a que los hámster han pasado por un proceso de domesticación mucho más profundo y más largo, estos suelen ser más cercanos a los humanos y a los niños. Por otro lado, el jerbo también suele convivir adecuadamente con los niños, aunque están menos acostumbrados a ello.
  • Limpieza: Una de las diferencias más claras es que los hámster suelen ser animales más sucios que requieren de una limpieza constante en su casa, ya que suelen ensuciarla con frecuencia. En cambio, el jerbo al ser un animal que proviene del desierto, apenas genera residuos lo que hace que sea mucho más limpio.
  • Convivencia entre ellos: Los hámster, entre ellos, no suelen tener una convivencia muy buena, ya que son territoriales y agresivos con los de su especie. Por otro lado, el jerbo suele convivir muy bien tanto con otras personas como con más animales de su especie pues su conducta es muy tranquila y no es agresivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *