por qué mi hamster no usa la rueda

¿Por qué mi hámster no usa la rueda?

El hámster es un animal que ama estar ejercitándose, bien sea en circuitos para correr, espacios para trepar o la clásica rueda para correr. En algunos casos, el hámster deja de utilizar su rueda sin previo aviso. Esta es una situación que puede desconcertar a una gran cantidad de dueños. Si tu hámster ha dejado de usar la rueda y quieres saber por qué, aquí te daremos unas cuantas razones por las que seguro la está ignorando.

Razones por las que tu hámster no usa su rueda

Antes de que te preocupes por tu hámster o pienses que estás haciendo las cosas mal, debes conocer las razones por las que tu hámster no usa la rueda. Algunas van ligadas a su salud, mientras que otras al estilo de la rueda, pasemos a conocerlas.

Tu hámster envejeció

Al igual que los humanos, el envejecer en los hámsteres supone un cambio físico drástico, donde sus capacidades físicas no son las mismas. Una de las enfermedades más comunes en estos roedores es la artritis, padecimiento que puede generarles dolor cuando intentan ejercitarse. Si este es el caso, procura entender a tu hámster y encontrar otras alternativas.

También te puede interesar: ¿Por qué los hámsters muerden la jaula?

Tipo de rueda

En las ruedas para hámster tenemos dos diseños muy conocidos. El primero es el de barrotes, donde hay pequeños barrotes que el hámster usará para apoyarse y mover la rueda. El problema con este diseño es la posibilidad de que termine cayéndose, fracturándose o lesionándose al pasar una de sus patas por los espacios sin superficie. Lo mejor será optar por ruedas que tengan una superficie lisa.

¡Aprende más!  ¿Los hamsters pueden comer queso?

Tamaño de la rueda

Si compraste la rueda de tu hámster cuando este estaba pequeño, es posible que el tamaño ya no vaya acorde a su físico. Recuerda que deben tener suficiente espacio para moverse por la rueda, sin forzar la curvatura de la espalda, ya que les puede doler si es recurrente.

Es perezoso

Un factor que no puedes controlar es la pereza que pueda tener tu hámster o el poco amor que le tenga al ejercicio. Si este es el caso, poco podrás hacer, intentar motivar a tu hámster para que se anime a usarla o llevarlo a algún veterinario para que te dé su opinión. Esto es algo que nos pasa a los humanos también, así que puedes comprender al pequeñín.

No le gusta hacer ejercicio en la rueda

Los hámster también tienen gustos y no todos pueden amar correr por la rueda, algunos preferirán hacer ejercicios de formas más “naturales”. Por ejemplo, puedes comprarle un circuito de escalada que lo exija físicamente, este es otro juguete que aman. Además, puedes probar soltándolo en tu casa, para que corra libremente por cualquier sitio.

Fíjate en las actividades que lo hagan feliz y no lo obligues a utilizar una rueda, algunos preferirán hacer ejercicio de otra manera. Con esto culminaríamos el repaso de las razones por las que tu hámster deja de usar la rueda, si no encuentras solución para que use la rueda; cámbiala, este roedor necesita esforzarse físicamente para mantenerse sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.