los gatos pueden comer papaya

¿Los gatos pueden comer papaya?

Los gatos son amigos de la carne pero también les podemos dar frutas de vez en cuando desde el momento que le guste comerlas.

Ahora bien, nos preguntamos a menudo si puedo o no dar ciertas frutas a nuestro gato y sobre todo cuando somos unos fans de ellas y nos tienta dar la que estamos comiendo.

¿Y si te encanta la papaya y le quieres dar a tu gato? Te preguntas si podemos dar papaya a un gato ¿verdad?

En ALIMASCOTA, te vamos a sacar de duda sobre si hay o no buena relación entre el gato y la papaya. ¡Vamos allá!

¿Se le puede dar papaya a un gato?

La respuesta corta es: SÍ, LOS GATOS PUEDEN COMER PAPAYA pero siempre como un alimento complementario, además tendrás que tener en cuenta posibles efectos secundarios.

¿Se le puede dar papaya seca o deshidratada a un gato?

La respuesta es: NUNCA SE LE PODRÁ DAR PAPAYA SECA O DESHIDRATADA ya que tiene una alta cantidad de azúcar. El gato no necesita el azúcar en su alimentación y por eso no se le puede dar este tipo de papaya.

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer arándanos?

Beneficios de la papaya para gatos

  • Rico en fibra
  • Rico en vitamina C y A
  • Rico en sales minerales (Calcio, magnesio y potasio)

No quita que lo importante de estos beneficios para el gato es la fibra.

Efectos secundarios de la papaya para gatos

Un exceso de papaya para tu gato podría causar dolores estomacales y/o diarrea que es provocado por la fibra ya que el gato no tiene un sistema digestivo que asimila tan bien como el del humano.

Con todo eso, tiene que quedar claro que la papaya no es tóxica para los gatos.

¿Cómo dar papaya a un gato?

Primero tienes que averiguar, si a tu gato le gusta la papaya. Con un trocito puedes probar su reacción.  A continuación, seguramente iniciará el olfateo, el saboreo de la papaya con curiosidad lamiendo y si le gusta de verdad la acabará comiendo.

Si la papaya pasa la prueba, lo recomendable es darle taquito de papaya y en pequeña cantidad. No abuses de la cantidad por los riesgos mencionados en anterior apartado.

Muy importante quitar siempre las semillas ya que a igual que las de otras frutas éstas son tóxicas, además de poderse ahogar con ellas.

¿Qué te ha parecido este artículo? Ahora ya sabes que puedes dar papaya a un gato ya que no es parte hace parte de sus alimentos prohibidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *