cómo evitar que mi gato tenga parásitos

¿Crees que tu gato tiene parásitos? ¡Protégele con los mejores productos!

Las mascotas son un miembro más de toda familia, y en la mayoría de las casas suelen haber bien perros o gatos. Si en nuestro caso, tenemos un gato debemos asumir que padezcan la incómoda visita de algún tipo de parásito, situación que se puede prevenir con una serie de consejos básicos y la aplicación de determinados productos. Asimismo, si se llega tarde a esa inesperada visita, también podremos tratar a nuestro gato con una serie de de productos antiparasitarios que evitarán problemas mayores, y en este caso hablamos desde las habituales pipetas para gatos a pastillas o collares.

Antes de adentrarnos en cómo proteger a nuestros felinos, debemos conocer que los gatos están expuestos a varios tipos de parásitos, y que éstos pueden ser externos e internos, con lo cual será importante, además de la prevención, tener muy localizados estos parásitos a la hora de ser tratados. Si un parásito ataca a nuestro gato de manera interna, lo más normal está en que tenga una afectación intestinal, especialmente si nuestro gato es un recién nacido o si, por el contrario, tiene una edad avanzada. Normalmente el parásito más común en estos casos es la lombriz o gusano, que provocará cansancio, falta de apetito e incluso diarreas. La recomendación, en estos casos, es acudir al veterinario de manera urgente. La mejor manera de prevenir estos casos está en usar determinados productos antiparasitarios para gatos como son las pastillas o líquidos que deben ingerir los gatos.

Si los parásitos son externos, los más comunes son las garrapatas, pulgas y piojos, que, en caso de no ser bien tratadas (también es muy aconsejable acudir al veterinario) pueden derivar en otro tipo de enfermedades más graves, como la micoplasmosis. Normalmente, estos parásitos ‘anidan’ en nuestra mascota después de haber estado en contacto con otro animal enfermo (o también nosotros, a través de nuestros zapatos y ropa ejerzamos de trasmisores), aunque esto puede evitarse con la aplicación previa de collares antiparasitarios, pipetas, pastillas o la aplicación de jabones especiales para gatos. La aplicación de estos productos no evita al cien por cien que tu gato pueda infectarse, pero sí contribuyen a que apenas noten la presencia de estos invitados molestos.

Otras medidas de prevención


De esta manera, recuerda que ningún felino, aunque no salga de casa, está a salvo de algún tipo de parásito. Asimismo, hay determinados parásitos que pueden trasmitirse a las personas, con lo cual es muy importante la prevención, y especialmente durante las estaciones de primavera y otoño. Por tanto, una revisión anual con el veterinario sería el primer paso a realizar para evitar problemas con los parásitos. Igualmente, si tenemos jardín, debemos tratar de mantenerlo lo más limpio posible, puesto que es muy posible que surja algún tipo de invitado incómodo. Igualmente, como decíamos anteriormente, limpiarnos bien los zapatos y ropa al entrar en casa. Puede ser que esos parásitos que traigamos de la calle no afecten a las personas, pero sí a nuestra mascota felina. Otros aspectos preventivos, aparte de la aplicación de algún tipo de producto antiparasitario, sea que nuestro gato mantenga una vida saludable, tanto en temas de alimentación como de ejercicio, ya que esto puede contribuir a que la afectación también sea de menos gravedad.

¿Qué te ha parecido este artículo? Ahora ya sabes como tomar medidas de prevención para cuidar a tu gato de los parásitos. ALIMASCOTA te invita a seguir navegando por su web para aprender más sobre los cuidados y los alimentos para gatos.

close
🤞 ¡No te pierdas los próximos artículos!

¡No enviamos spam! Lee más en nuestra política de privacidad

A CONTINUACIÓN, POR FAVOR TIENES QUE CONFIRMAR LA SUSCRIPCIÓN EN TU EMAIL. ¡MUCHAS GRACIAS POR CONFIAR EN NOSOTROS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *