Si no quedamos simplemente en la pregunta, la respuesta sería «No» está totalmente prohibido dar cebolla a un perro por su toxicidad.

Ahora el planteamiento es diferente de la siguiente forma:

¿En qué proporción se le puede dar cebolla a un perro?

Los mitos de que la cebolla es nociva para los perros es verdad si la cantidad es abusiva. Sin embargo, si medimos esa porción en base al tamaño del perro las cosas cambian y acaba siendo todo beneficio para el perro.

Para que un perro pueda ser intoxicado por cebolla hablamos de que debería ingerir el 0,5% de su peso en cebollas.

En caso de dar la proporción adecuada, se considera que le daremos los siguientes beneficios a la salud del perro con la cebolla:

  • Mejoría de la circulación sanguínea
  • Aumento de las defensas
  • Funciona como antiséptica y antibacteriano el cuerpo del perro
  • Depuración más fácil, eliminando todo desecho del organismo canino

¿Qué componente tóxico contiene la cebolla para los perros?

N-propildisulfida, la sustancia tóxica de la cebolla que puede ser un gran problema para el perro. Este componente provocaría en cantidad importante la destrucción de glóbulos rojos.

¿Cuáles son los síntomas de intoxicación con cebolla en un perro?

Lo más habitual en los síntomas de intoxicación por cebolla se ve a los 5-7 días con diarrea, vómitos, problemas de respiración, orina en sangre, letargo y ritmo cardíaco más rápido.

Lo que tienes que hacer ante la duda, si piensas que ha comida más cebolla de lo normal, llevarlo urgentemente a tu veterinario.

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer manzana?